El exportero de Italia 90 afirma que pasó momentos muy difíciles por una bacteria que lo mantuvo internado 17 días en el Hospital México

Por: José Fernando Araya N. 22 julio, 2014
El pasado 26 de mayo Hermidio Barrantes llegó a la premiere de la película Italia 90, en el Magaly, junto a sus hijos Carlos y Hermidio. | MEYLIN AGUILERA
El pasado 26 de mayo Hermidio Barrantes llegó a la premiere de la película Italia 90, en el Magaly, junto a sus hijos Carlos y Hermidio. | MEYLIN AGUILERA

Hermidio Barrantes, el exmundialista de Italia 90, pasó momentos muy difíciles luego de que una bacteria lo enviara 17 días al Hospital México.

Barrantes fue dado de alta el pasado 1° de julio y en entrevista con La Nación mencionó que llegó a temer por su vida, pues una bacteria le provocó una trombosis en la vena porta (vena gruesa que está entre los músculos de la superficie interior del hígado).

"Fueron momentos difíciles, incluso mi vida estuvo en peligro. A los tres días de estar internado, me fallaron los órganos y tenía todos los aparatos cerca de mi cama. Me fallaron los riñones y el hígado. Le agradezco a Dios que me ayudó muchísimo, pues los doctores me comentaron que si en una hora no me estabilizaban, me moría", mencionó el exguardameta que ahora cuenta con unos días libres en su casa de habitación en Desamparados.

Según explicó Barrantes, casi no se enteró de la situación, pues no le dijeron nada de la bacteria hasta el momento de su salida, además de que constantemente se desmayaba y perdía la conciencia.

Durante su incapacidad en el Hospital México, Hermidio recibió bastantes mensajes de apoyo de sus familiares, compañeros de trabajo y amigos del fútbol, como Óscar Ramírez, Mauricio Montero y Róger Flores.

"Aprovecho la oportunidad para enviarle un mensaje a todas las personas que se preocuparon por mi salud. Gracias a la oración de ese montón de personas que estuvieron pendientes, pude salir adelante", indicó.

Barrantes afirma estar fuera de peligro, pues le realizaron una serie de exámenes que confirmaron que no se presentó ningún tumor o algún otro tipo de de situación que pudiera complicar su vida, pues si el coágulo llegaba a moverse a los pulmones, podía morir o bien terminar en estado vegetal.

Poco Mundial. Como buen fiebre al fútbol, Barrantes comentó que pudo ver poco del Mundial Brasil 2014, incluso afirma que algunos partidos solamente los escuchó.

Eso sí, los juegos de la Sele los observó desde un televisor en el Hospital México.

"El primero no lo pude ver, pues ese 14 de junio me internaron en el hospital y pasé muy grave, pero los siguientes contra Italia, Inglaterra y Grecia sí", concluyó Barrantes, quien ahora trabaja en el Instituto Costarricense de Electricidad, pero sacó unas vacaciones para pasar un tiempo en su casa.

Etiquetado como: