Volante florense comentó que conocen las virtudes y defectos de los guardametas rojinegros y deben sacar provecho a sus debilidades

Por: Juan Diego Villarreal 5 febrero, 2015
Esteban Granados (der.) y Cristian Montero (izq.) intentan detener al delantero de Cartaginés, Andrés Lezcano.
Esteban Granados (der.) y Cristian Montero (izq.) intentan detener al delantero de Cartaginés, Andrés Lezcano.

El volante del Herediano Óscar Esteban Granados comentó que la rotación de porteros en Alajuelense debe ser un punto a su favor cuando este sábado se midan a la Liga a las 8 p.m., en el estadio Eladio Rosabal Cordero.

Granados es claro al señalar que el cambio de guardameta fecha a fecha puede afectar a la defensiva rojinegra, en labores de coordinación y confianza, situación que deben aprovechar los florenses.

"Todos sabemos el problema que tiene la Liga con los porteros en la Concacaf, ante al sanción de Patrick Pemberton. Es por eso que la rotación de los guardametas ha sido la constante en Alajuelense y posiblemente tras la expulsión de Alfonso (Quesada) juegue de nuevo Patrick", comentó Granados.

"Dependientemente de quien juegue en la Liga, ellos son buenos porteros, pero al estar en rotación puede generar desconfianza, aunque sean guardametas de calidad y eso debemos aprovecharlo. Sabemos las virtudes que tiene Patrick en el juego con los pies y también conocemos lo que puede dar Dexter (Lewis), pero tenemos que apretarlos en la salida, porque independientemente quien ataje tenemos que ganar".

Granados añadió que, dependiendo del arquero que sea titular, deben poner mucho cuidado en los detalles de las jugadas a balón parado, los tiros de esquina y si salen o no en ese tipo de acciones que pueden ser decisivas.