El arquero del Trabzonspor turco no pierde la fe de una convocatoria a la Tricolor, aunque cree que el departamento de porteros está consolidado

Por: Daniel Jiménez 14 noviembre

Esteban Alvarado es claro: el departamento de porteros de la Selección Nacional parece estar casi cerrado, pero asegura que el fútbol da muchas vueltas en cuestión de segundos.

Explica que no quiere entrar en polémica. Asegura que su relación con Gabelo Conejo, preparador de porteros de la Tricolor, es laboral y no pierde la fe de entrar en alguna convocatoria y estar en el Mundial de Rusia 2018.

El portero Esteban Alvarado durante un entrenamiento con la Selección Nacional en el Proyecto Gol junto a sus compañeros Keylor Navas y Patrick Pemberton. Foto: José Cordero
El portero Esteban Alvarado durante un entrenamiento con la Selección Nacional en el Proyecto Gol junto a sus compañeros Keylor Navas y Patrick Pemberton. Foto: José Cordero

Después de toda su trayectoria en Europa, ¿cómo toma no estar en la Selección?

No ir a la Selección es frustrante porque todo jugador aspira representar a su país y estar entre los mejores, pero también he aprendido a ser muy paciente y a trabajar fuerte. Entiendo cuando hay un proceso nuevo o cuando los entrenadores tienen su base. Para los que no estamos en la Selección, tenemos que trabajar más.

¿Ve de lejos el Mundial de Rusia?

Hasta el día de hoy, el puesto puede que esté entre Leonel Moreira y Danny Carvajal, pues son los que han convocado últimamente. Ese departamento está consolidado, pero el fútbol da muchas vueltas, voy a seguir trabajando porque cuando he tenido la oportunidad, he respondido de buena manera, he demostrado que tengo ganas de estar en la Sele, y eso no va a cambiar, voy a echar siempre para delante.

Óscar Ramírez aseguró que usted iba a realizarse un tratamiento. ¿Se comunicaron después para ver cómo estaba usted?

La última vez que conversé con Óscar Ramírez fue después del partido ante Estados Unidos (1.° de setiembre), que me dijo que no me iba a tomar más en cuenta. Me dijo que cuando me necesitara me iba a llamar, yo le dije que iba a esperar el momento y la oportunidad. Yo quiero aportar en la Selección, pero no volvimos a hablar.

“Después de junio tuve un contacto con Gabelo Conejo en el que hablamos de las dos hernias que tengo en la espalda, pero ya son de conocimiento del cuerpo médico de la Selección y tengo con ellas alrededor de dos años. Esto no me inhabilita a nada, solo tengo que seguir con una terapia regulada, pero no tengo que hacer dosificaciones. Si se opera o no es una decisión personal que solo yo sé cuánto dolor puedo soportar.

Pero entonces, ¿pudo ser convocado para los juegos ante España y Hungría?

Sí claro, yo juego la Copa de Turquía y venía jugando algunos partidos. No he tenido la regularidad que estoy acostumbrado. No he tenido la constancia de domingo a domingo, pero me siento bien y en condiciones de aportar en cualquier momento.

¿Usted le ha dicho que no a la Selección?

Jamás, en mis llamados a la Selección siempre he estado, tal vez hay mala comunicación y no se sabe el estado del jugador y yo no sé qué piensa el cuerpo técnico, tal vez hay que ser más claros, aunque son decisiones de fútbol y son respetables. Cada técnico tiene su gente y es algo normal, siempre y cuando las cosas vayan bien, todos estamos felices.

¿Quiere decir que siempre ha estado anuente a estar en la Sele?

Sí claro, la pregunta me incomoda porque ir es lo que más quiero. Por ejemplo, con Jorge Luis Pinto mantengo una amistad y hasta hemos estado en contactado; con Paulo Wanchope igual.

¿Como es su relación con Gabelo Conejo?

Es una relación normal de trabajo, es una relación meramente de trabajo y como tiene que ser. Yo creo que en la Selección todos somos grandes y tenemos que trabajar juntos en la cancha. Al final todo el equipo va a ser ganador, juntos se logran los objetivos.

¿Cuánto influye el criterio de Gabelo Conejo para convocar a porteros?

Un 100% porque en una conversación que tuve con él me dijo hace poco que él era el que escogía. Al final es mejor seguir trabajando, yo sé lo que valgo como jugador y a nadie le tengo que demostrar nada. Quiero mejorar cada día, pero las decisiones las toma en un 100%, para nadie es secreto.

¿Siente que Gabelo Conejo tiene preferencias?

Eso habría que preguntárselo a él, yo no entro en esos temas porque me parece una falta de respeto hacia mis compañeros que también tienen derecho de estar y aspirar a la Selección. Yo soy partidario que para estar en la Selección hay que tener ritmo de juego, si no tengo regularidad en mi equipo, no puedo aspirar a esto.

Pero Danny Carvajal no es titular en el Albacete...

Quien vaya a la Selección es respetado, tengo que respetar a mis colegas y a mis compañeros, no solo dentro sino fuera de la cancha tengo una bonita relación con ellos. Para mí los porteros que están tienen méritos, yo tuve mi oportunidad y ahora toca esperar.