Ningún club que hizo 14 puntos a la altura de la fecha 14 clasificó a segunda ronda, desde que se juega con el formato actual (Invierno 2011). Brumosos reconocen que avanzar es "muy difícil"

Por: Cristian Brenes 17 octubre
Jugadores de Cartaginés Danny Fonseca y Ricardo Blanco le cometieron una falta a Carlos Hernández.
Jugadores de Cartaginés Danny Fonseca y Ricardo Blanco le cometieron una falta a Carlos Hernández.

Las matemáticas aún le dan a Cartaginés y sus jugadores dicen estar dispuestos a luchar por la escasa opción de clasificar, pero en sus caras es imposible ocultar el pesimismo que los rodea y todavía más con una estadística demoledora: ningún club que hizo 14 puntos a la altura de la fecha 14 avanzó.

Desde el Invierno 2011, cuando se instaló el formato en el que pasan los primeros cuatro, se necesitó cosechar como mínimo 17 unidades a la altura de la jornada 14, tres más de las que tienen los brumosos actualmente.

Los blanquiazules parecen estar destinados a sumar su sexto campeonato al hilo sin estar en una segunda fase, si se toma en cuenta que son novenos en la tabla, están a ocho puntos del cuarto lugar (Santos) y acumulan seis compromisos sin ganar (cuatro empates y dos derrotas). Además, como si fuera poco, el calendario que le resta es sumamente complejo.

Los dirigidos por Javier Delgado deberán visitar a Santos, recibir a Carmelita, ir a la casa de Herediano, viajar a Liberia, actuar como locales ante Guadalupe, chocar contra Alajuelense en el Morera Soto y medirse con Pérez Zeledón y Grecia en el Fello Meza.

El panorama hace que los propios futbolistas y el cuerpo técnico vean como una labor titánica evitar que el barco se hunda y sumar un nuevo revés, en medio de los problemas financieros que los asfixian.

"La situación es bastante complicada y para nadie es un secreto. Aunque la matemática diga algo, tenemos salidas bastantes difíciles. De igual forma vamos a corregir y a luchar hasta el final, mientras se tengan opciones. Se agravó más de lo normal, seis torneos sin clasificar no es positivo para un club como este. Sin embargo, creo que las mejores cosas vienen para el equipo", manifestó Mauricio Castillo.

Los de la Vieja Metrópoli están obligados a un cierre perfecto, e incluso así necesitarían que los equipos que están arriba fallen, de lo contrario se repetirá lo que ocurrió en los últimos cinco certámenes.

La última vez que los centenarios calificaron fue en el Invierno 2014, oportunidad en la que fueron terceros con 42 unidades y un desempeño del 64%. Para el Verano 2015 terminaron sétimos con 27 y un rendimiento del 41%, en el Invierno 2015 quintos con 36 y un 54% y en el Verano 2016 sextos con 31 y un 47%.

Por su parte, en el Invierno 2016 culminaron quintos con 33 y un 50% y en el Verano 2017 sextos, también con 33 y 50%. En ambos quedaron eliminados en el último compromiso a manos de los santistas.

Los futbolistas asumen su responsabilidad, dan la cara y no se olvidan que también deben alejarse de los últimos puestos o podrían tener problemas de descenso en el próximo torneo.

"Esto de no clasificar es deberle al aficionado, a la institución y a los directivos, porque nos traen para dar buenos resultados. No ha sido un buen torneo por los altibajos. Matemáticamente hay opciones, pero es difícil. Sin embargo, no hay que olvidar que este equipo no puede meterse en problemas graves de descenso, así que debemos levantar la cabeza, ir por los resultados y ser profesionales hasta el último segundo", indicó Paolo Jiménez.

El propio técnico Delgado señaló, tras caer ante Saprissa 3 a 4, que ya trabajan pensando en el próximo campeonato y aunque no tiran la toalla, hay que ser realistas con lo que atraviesan.

"La clasificación se ve muy lejos, muy complicada, aunque si hay opciones matemáticas, vamos a luchar. Mientras numéricamente esté la posibilidad de clasificar, vamos a buscarla, aunque está difícil, bastante difícil", recalcó el estratega.