Tribunal Disciplinario de la UNAFUT apercibió el reducto tibaseño por el lanzamiento de objetos que se dio durante el clásico del domingo anterior

 13 abril, 2015

Redacción

El estadio Ricardo Saprissa quedó a las puertas de ser vetado un juego, luego de que el Tribunal Disciplinario de la Unafut apercibiera el reducto tibaseño por el lanzamiento de objetos durante el clásico del domingo anterior, lo que obligó insluso a detener el choque por algunos minutos.

Keylor Soto, jugador de Saprissa, despeja el balón ante la marca de Armando Alonso.
Keylor Soto, jugador de Saprissa, despeja el balón ante la marca de Armando Alonso.

Adicional a esto, los tibaseños fueron multados con ¢400.000 por este comportamiento de algunos de los seguidores que presenciaron el juego en el reducto de la S.

De repetirse esta conducta los morados se ven expuestos a que automáticamente no puedan jugar en su cancha, sin que sean apercibidos nuevamente.

El Tribunal también castigó con un partido al jugador de Carmelita, Carlos Montenegro, quien resultó expulsado en el duelo entre carmelos y académicos. Además, Ricardo Harris, José Luis Cordero, Rafael Rodríguez y Dario Delgado sumaron su quinta tarjeta amarilla del certamen, lo que hace que se pierdan un juego.

Por su parte, Limón y Cartaginés deberán cancelar ¢200.000 cada uno por recibir al menos cinco cartulinas preventivas en un mismo encuentro y Herediano ¢100.000 por el mismo comportamiento.