Por: Gloriana Corrales 25 octubre, 2012
 El partido Uruguay-Alajuelense motivó una denuncia por ruido. | ARCHIVO
El partido Uruguay-Alajuelense motivó una denuncia por ruido. | ARCHIVO

El estadio José Joaquín Colleya Fonseca, ubicado detrás de la Municipalidad de Goicoechea, propuso comprometerse a suspender todos los partidos y espectáculos durante el horario nocturno, como una medida para conseguir abrir lar puertas del inmueble.

El pacto surge de una declaración jurada que Minor Vargas Obando, representante legal del estadio, envió ayer a la directora del Ministerio de Salud en Goicoechea, Rossana García.

El Colleya fue cerrado el pasado martes, en la mañana, debido a una serie de denuncias de los vecinos por contaminación acústica, provocada por la realización de partidos y espectáculos en las noches.

Entre las 8 p. m. y las 6 a. m. se permite un máximo de 45 decibeles, pero las mediciones revelaron que el ruido ambiente del recinto, junto con el de la fuente generadora de electricidad, llega a 58,5 decibeles.

Por ese nmotivo las autoridades ya habían girado la orden de cancelar las actividades nocturnas.

Sin embargo, el Uruguay de Coronado y la Liga Deportiva Alajuelense, ambos de Primera División, jugaron un partido allí el pasado 29 de setiembre, a las 8 p. m.

Así que los vecinos presentaron una denuncia el 16 de octubre y se procedió al cierre.

García explicó que la ley le faculta un plazo de 10 días hábiles para responder a los documentos presentados ayer por Rolando Zelaya, director deportivo del estadio.