Por: David Goldberg J. 20 septiembre, 2013

El estadio Ernesto Rohrmoser de Pavas será el estadio número 60 que se utiliza en un partido de la Primera División costarricense, pues será la casa del choque de mañana entre la Universidad de Costa Rica y Herediano, a las 8 p. m.

El recuento incluye el Estadio Nacional y sus más de 2.000 partidos albergados, pero también tiene estadios como el Municipal de Naranjo y el Municipal de Palmar, que registran solo un compromiso.

El Ernesto Rohrmoser se mete dentro de una serie de estadios que se estrenaron en la máxima categoría en las últimas dos temporadas, como el Municipal de Garabito, el Hermanos Umaña Parra (Tarrazú) y el Labrador (Coronado).

Hasta el momento, la actividad más importante de la que fue sede fue el fútbol masculino de los Juegos Centroamericanos 2013, realizados en el país en marzo.

En los últimos días pasó por ciertos arreglos, varios de ellos en los camerinos y otros en sus muros externos. Empero, lo que es cancha está en perfectas condiciones.

Inclusive, cuenta con la clasificación de dos estrellas de FIFA, la máxima para césped sintético.

Además, posee una capacidad para 2.500 personas sentadas.

Según contó el gerente deportivo de la UCR, Pablo Nassar, el equipo utilizará dicha locación porque en el estadio Ecológico no les permiten el acceso de Fuerza Pública que exige la Unafut para partidos ante los clubes con barras.

También porque el alquiler del Nacional, su cancha alterna, es oneroso, y porque el Colleya Fonseca, su tercera sede, no está en buenas condiciones y no pasa el examen de iluminación. Colaboraron Randall Corella y Gerardo coto.