5 septiembre, 2013

Erick Scott celebra su primer gol con el Cartaginés. | RAFAEL PACHECO.
Erick Scott celebra su primer gol con el Cartaginés. | RAFAEL PACHECO.

Cartago. La afición del fútbol es veleidosa, y la brumosa no es la excepción. Ayer se volvió a mostrar esa constante con el ariete Erick Scott, quien tuvo una noche de contrastes en el Fello Meza.

Tras sus recurrentes fallos al frente de la portería, el Duende se convirtió en el blanco de las burlas e insultos de los aficionados de la Vieja Metrópoli; sin embargo el delantero nunca dejó de buscar la red y la aceptación del público.

Su insistencia fue recompensada. Fue hasta el minuto 59 cuando consiguió su primer gol con la divisa del equipo centenario.

De esa manera, Scott correspondió la confianza de su entrenador Javier Delgado, quien ayer lo colocó durante todo el cotejo.

“Pues sí, el comienzo no fue como esperábamos pero ahora estamos un poco más tranquilos, conseguimos un triunfo y ahora vamos a seguir buscando sumar de a tres”, destacó Scott, minutos después de finalizar el compromiso.

El ariete llegó al Cartaginés esta temporada tras su paso de dos torneos con el Uruguay de Coronado, equipo con el que registró diez anotaciones.