En dos veloces acciones Chavarría y Quesada definieron el triunfo verdolaga

Por: Johan Umaña V. 28 agosto, 2014

Grecia. En un minuto Carmelita sacó un partido que nunca pintó para complicarle la vida a los de la barriada. Uruguay se fue deshaciendo a medida que caía el aguacero en el Allen Riggioni y nunca representó un serio obstáculo para el local.

En dos rápidas acciones Carmelita vulneró el marco coronadeño y llegó a las anotaciones de Víctor Chavarría (65’) e Ignacio Quesada (66’), que valen por tres puntos y dan a los alajuelenses un total de seis unidades en tres partidos.

Pudieron haber sido más las anotaciones verdolagas, pero los delanteros Rooney Mora y Ángelo Padilla no andaban finos frente al marco. El primero hizo lo más difícil al esquivar a la zaga uruguaya pero se le fue largo el remate, al 34’. El chapín tuvo la suya, al final de la inicial, pero no logró imprimirle suficiente fuerza al cabezazo.

Fue hasta la segunda parte y con el rompimiento rápido que tanto identifica a los carmelos, que llegaron las anotaciones.

Luis Pérez, del Uruguay de Coronado, pelea el balón con el jugador de Carmelita Marlon Barquero, quien fue suplente para el local. | MAYELA LÓPEZ
Luis Pérez, del Uruguay de Coronado, pelea el balón con el jugador de Carmelita Marlon Barquero, quien fue suplente para el local. | MAYELA LÓPEZ

El 1-0 surgió de una recuperación en la media y el veloz ataque de Mora para dejar a Chavarría solo en el centro del área. El remate de seguido fue más que imposible para el portero Darryl Parker.

No acababa de lamentarse la visita cuando el suplente Suhander Zúñiga ya estaba filtrando la pelota al área para que el lateral Quesada la cruzara de pierna derecha.

La gramilla natural del Riggioni aguantó estoicamente la copiosa lluvia, pero fue inevitable que el balón corriera rápido y el encuentro se tornara trabado, de más golpes que pases en la mediacancha.

Así llegaron dos expulsiones que acabaron por enfriar la ya de por sí fresca tarde griega.

El verdolaga Verny Ramírez (al 79’) y el uruguayo Andrés Montalbán (al 81’) se fueron por acumulación de amarillas cuando el partido ya estaba definido y solo faltaba que el árbitro Juan Gabriel Calderón decretara el final.