Por: Cristian Brenes 19 marzo
Rándall Alvarado (20) y otros brumosos felicitan a Geovani Clunie por su participación en el autogol que definió el partido. | RAFAEL PACHECO
Rándall Alvarado (20) y otros brumosos felicitan a Geovani Clunie por su participación en el autogol que definió el partido. | RAFAEL PACHECO

Cartago

Cartaginés se propuso venir de atrás, saltar sobre su presa y sorprender para cazar el boleto a la segunda fase, en las últimas cinco fechas que le restan al Torneo.

Los brumosos recuperaron su instinto luego de dejar malherida a Alajuelense y sumar tres puntos (1 a 0) que los pusieron a solo una unidad de la zona de clasificación, un aliciente para aspirar a más.

“Era urgente ganar, era sí o sí para notros contra la Liga y sin duda alguna que un partido vital. Lo más importante es que sacamos el resultado y ahora pensamos en grande porque queremos clasificar. Vamos paso a paso. Hay que tener tranquilidad, serenidad y mucho trabajo para no tropezar más”, señaló Adrián de Lemos.

En la Vieja Metrópoli buscan dejar atrás las amarguras de un certamen en el que llegaron a estar ocho fechas ayunos de triunfos, pero se repusieron y están de vuelta en la disputa.

El camino no parece sencillo para un club que tendrá que visitar a oponentes como Liberia, Herediano y Santos, y recibirá a Pérez Zeledón y Belén. No obstante, salir airosos de su batalla ante los erizos se convierte en el empuje que tanto requerían, según señalaron.

“Estamos metidos en esa disputa por la clasificación. Tenemos una meta clara, estamos vivos y siempre hay que creer que se puede. Estamos mentalizados en ganar y luego nos fijaremos en la tabla”, añadió el volante Juan Bustos Golobio.

Superar los baches, como el que vivieron en este certamen, y cobrar revancha de lo sucedido en el campeonato anterior, en el que dejaron ir el boleto en la última fecha con Santos, son los grandes objetivos de un equipo en el que dicen tener claros los errores que cometieron.

Los centenarios también intentan acabar con los dos años que tienen sin clasificar y por eso prefieren ser mesurados.

“Ocupábamos mucho un triunfo como este. Ahora no podemos relajarnos porque no hemos logrado nada. No hay margen para equivocarnos en lo que viene y debemos cerrar bien para cazar esa clasificación tan ansiada”, dijo Paolo Jiménez.