Delgado recuerda a sus jugadores que no pueden relajarse ante las ausencias de la S

Por: Fiorella Masís 3 mayo, 2016
Pablo Gabas, Harold Cummings y Allen Guevara despejan un balón ante el acecho de Roy Miller, en el juego del sábado. | MELISSA FERNÁNDEZ
Pablo Gabas, Harold Cummings y Allen Guevara despejan un balón ante el acecho de Roy Miller, en el juego del sábado. | MELISSA FERNÁNDEZ

El técnico de Alajuelense, Javier Delgado, es claro con sus jugadores: si dejan la presión a un lado, podrían entrar en un estado de confianza peligroso para el partido de vuelta de este miércoles ante Saprissa, a las 8 p. m.

Esto, pese a que los manudos irán a Tibás con dos goles de diferencia y con un rival diezmado, que al día de hoy tiene las bajas de Marvin Angulo, Francisco Calvo, Joseph Mora y la del volante David Guzmán.

“Hay muchas formas de ratificar esa ventaja o de perderla. Ahora no podemos dejar de sentir presión, porque eso es importante para el jugador de fútbol, es importante para no confiarse, para no decir ‘ya todo está hecho’. Ese es el problema y no vamos a permitir que eso pase”, comentó ayer Delgado.

Con ese tono, el entrenador manudo intenta sacar provecho del panorama en el que está ahora la serie, el mismo que quería la Liga, pues había iniciado la lucha por el boleto a la final con la ventaja deportiva en contra.

Eso sí, Javier afirma que así como la S tiene sus preocupaciones, él también tiene las suyas y todo eso juega.

“Nos vamos a enfocar en lo nuestro, que el equipo llegue lo mejor posible. Las bajas se han vivido a lo largo del torneo, entonces la labor de don Carlos (Watson) y mía es cómo superar esas situaciones, pero el enfoque nuestro es la mentalidad, la inspiración, la fortaleza que tenemos que tener para poder terminar lo que se empezó el día sábado”, agregó el estratega rojinegro.

Análisis. Pese a tratar de no darle importancia a las ausencias moradas, el timonel rojinegro es consciente que debe considerar estas circunstancias al momento de plantear el partido.

Las variantes que pueda utilizar Watson pueden darle una versión diferente del oponente, aunque sea un equipo que intenta mantener la misma idea.

“Saprissa no es un solo jugador. Porque le falte uno, dos o tres no va a dejar de ser Saprissa y va a luchar y eso lo tenemos que tener claro. Aunque individualmente sí se debe tomar en cuenta qué puede perder o ganar con la participación o ausencia de un jugador, y ese análisis lo hacemos internamente y tratamos de sacarle provecho”, explicó Javier Delgado, quien de pasó aseveró que a su parecer el enfrentamiento entre ambos clubes es un ‘platillo que se adelantó’ para esta fase de semifinales.