Por: Steven Oviedo 24 septiembre, 2015

No cazar a Alajuelense en la cima del Invierno dejó un mal sabor en los jugadores del Club Sport Herediano.

Tras el empate a cero, en el Estadio Rosabal Cordero, los rojiamarillos reconocieron que hubo impotencia al saber que desaprovecharon una gran oportunidad de respirarle en la nuca al líder.

“Fue un partido muy cerrado, tuvimos oportunidades en el primer tiempo pero ellos hicieron su bloque y su juego (...) Estábamos en casa y debimos ganar, el resultado no es tan positivo pero seguimos peleando la cima”, indicó el delantero Kenny Cunningham, quien estrelló un balón en el poste en la inicial.

Cunningham evitó referirse a la labor arbitral “para que no me agarren entre ojos, pero son humanos y siempre hay un margen de error.

“No aprovechamos las opciones que tuvimos. La diferencia estuvo en las dos opciones que no aprovechamos”, añadió el volante Rándall Azofeifa.

Para el mediocampista Yosimar Arias, el error de su equipo recayó en “fallar en el último cuarto de cancha” y según él al menos “rescatamos un punto”.

Por su parte, Keyner Brown, quien salió expulsado por acumular dos amarillas, no criticó el accionar del silbatero Henry Bejarano pero sí consideró que la primera cartulina fue drástica.

“Fue una jugada normal y de ser así hubiera tenido que amonestar a toda la Liga, pero así es el fútbol”, apuntó el zaguero.

El Team cumplió ayer tres juegos consecutivos sin ganar tras caer 2-0 ante el Isidro Metapán por la Concachampions e igualar 2-2 frente al Santos de Guápiles.

Del mismo modo, los florenses no pudieron evitar que el técnico Hernán Torres, igualara el mejor arranque de torneo liguista, que poseían Óscar Ramírez (Invierno 2010 e Invierno 2014) y Abel Gutiérrez (1926).

Ellos acumularon diez juegos de inicio de temporada sin caer.

Torres hace lo mismo, con tres empates y siete victorias.