Por: Roberto García H. 25 febrero, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Pital, San Carlos. Si bien los Guerreros del Sur no consiguieron sumar una sexta victoria al hilo, el empate a domicilio les redondeó un buen negocio.

Está claro que igualar de visita –es decir, no perder– es una vieja máxima del futbol. Además, si se toman en consideración otros factores adversos que enfrentó el equipo de Daniel Casas, el resultado es más satisfactorio para el técnico charrúa que para Johnny Chaves, su colega y rival.

Salta a la vista que el cartel de invicto que suma Casas desde su llegada a Pérez Zeledón; léase cinco victorias al hilo y un empate (el de ayer), es todo un palmarés de cara al choque crucial del próximo miércoles.

De visita allende el Cerro de la Muerte estará el Deportivo Saprissa. Sí, la divisa de la que Casas salió “por la puerta de atrás”.

Se anticipa un gran duelo.

Pero vale también destacar otros factores que se derivan del destacado papel de los del Sur en las últimas fechas. Uno de ellos tiene el perfil de un caudillo.

Nos referimos a Keylor Soto, zaguero y hombre gol. Ha anotado en las últimas tres salidas al campo: contra Alajuelense, Herediano y San Carlos.

El capitán no solo ejerce su liderazgo en la zona represiva albiceleste; también sabe aportar en la línea de metralla.

Inquirimos con Soto el porqué de esa habilidad.

“Me gusta proyectarme a la ofensiva, si tengo oportunidad. Para ello cuento con la confianza del profesor (Casas).

“Claro, es un tema que analizo muy bien, en cuestión de segundos, ¡pero bien!”, comentó Soto al final del partido. Se refería a la adecuada combinación de riesgo y cautela que implica abandonar su puesto...¡ para buscar la red!

Etiquetado como: