Benito Floro no lo quiso esta vez, ante Guadalupe, como tampoco en Honduras ante el Olimpia. El volante pasó de ser un hombre muy regular a convertirse en un cambio habitual. La Liga no fue mejor sin él y el equipo protagonizó una de sus peores exhibiciones.

Por: Fanny Tayver Marín 21 agosto
José Luis Cordero marcó el primer gol de la Liga en el Apertura y también fue el primer anotador en la cancha híbrida del Morera Soto.
José Luis Cordero marcó el primer gol de la Liga en el Apertura y también fue el primer anotador en la cancha híbrida del Morera Soto.

Guadalupe

Llegó en silencio al Colleya Fonseca y de igual forma se marchó.

José Luis Cordero no entró en la convocatoria de Benito Floro para el partido que Guadalupe FC y Alajuelense empataron 1-1.

De todo el ejército de futbolistas rojinegros que no estuvieron en esa lista para el juego más reciente de la Liga, él fue el único que acudió por sus propios medios a presenciar el encuentro y a sufrirlo desde la silla en la que estaba, al igual que sufrían sus compañeros en la cancha.

Momento en el que José Luis Cordero subía al palco del Colleya Fonseca.
Momento en el que José Luis Cordero subía al palco del Colleya Fonseca.

Faltaban muy pocos minutos para el arranque cuando subió al palco que los guadalupanos le asignaron a Alajuelense.

Cordero no iba con la indumentaria habitual de competencia.

Vestía un mangano de mezclilla, una camiseta verde, un chaleco acolchonado y tenis.

Si siempre se le ve muy serio, esta vez tenía un semblante de pocos amigos.

En sus adentros, lo que él quería en ese instante era tener los tacos puestos y estar a punto de salir del camerino, con sus compañeros.

Pero su realidad era muy distinta.

Benito Floro no lo quiso esta vez, como tampoco en Honduras, en el Olimpia. Pasó de ser un hombre muy regular a convertirse en un cambio habitual.

José Luis Cordero solo jugó 45 minutos en la serie de Alajuelense ante Olimpia, en la Liga Concacaf.
José Luis Cordero solo jugó 45 minutos en la serie de Alajuelense ante Olimpia, en la Liga Concacaf.

Una semana antes, cuando criticó públicamente a sus jugadores tras la derrota contra Herediano (0-1), el técnico dijo: "Lo de Chama es un punto que es una situación que no quisiera tocar aquí ahora, tendría que hablar de cómo se interpretan ciertas decisiones de los entrenadores que luego nadie quiere asumir".

Esa apreciación no es fácil de interpretar, pero deja entrever que algo pasa y que se confirma con la ausencia del futbolista en la lista de los elegidos para ser titulares y suplentes.

Ese mismo día fue la última vez que Cordero habló con la prensa y apuntó: "Yo me siento bien, todos los días entreno a un buen nivel, así que me preparo para jugar siempre en los partidos, pero él es el que manda y hay que respetar su decisión".

Incluso, Floro mencionó como ejemplo una jugada en la que José Andrés Salvatierra no se comunicó con Cordero en ese partido para decirle que se moviera porque le estaba cerrando el paso por la banda. Sin embargo, cinco días después, el estratega mencionó: "Cordero es un jugador más de la plantilla y que tendrá el mismo trato que cualquier otro, apoyo, exigencia, crítica cuando es necesario".

Tras el empate en Guadalupe, Floro justificó la ausencia del volante zurdo con un "tengo muchos futbolistas".

"Y tengo que ir eligiendo en cada momento a todos aquellos que considero que tienen un punto más adecuado para ese partido en concreto".

Por su parte, Cordero le dijo a los periodistas que no podía dar declaraciones.

De los fichajes de Alajuelense en el último año, él es uno de los pocos que se rescata con su juego y que marca diferencia, pero esta vez que vivió un trago amargo, lidiando con la impotencia de sentirse lejos y a la vez cerca del campo, sin poder hacer nada mientras que su equipo se veía muy mal contra Guadalupe.

"Es por decisión técnica —apuntó Wílmer López— el profe es el que decide cuándo se juega y cuándo no se juega. Cordero está en buenas condiciones, al igual que lo está Michael Barrantes, Bryan Jiménez, Brayan López y así puedo mencionarle unos siete u ocho jugadores, como Barlon Sequeira, que también está esperando y deseando una oportunidad para aprovechar y demostrar que tienen capacidad".

Según el asistente de la Liga, todo se refleja en los resultados.

"Si hubiera sido bueno, positivo, nadie estaría pensando ni hablando de uno u otro jugador, pero cuando no se dan los resultados, salta a la palestra todo lo que no le gusta a la gente", recalcó el Pato.

Aunque no pronunció palabra, el volante que la semana pasada se entrenó un día con el Alto Rendimiento, por decisión técnica, el tiene los números a su favor: a pesar de lo poco que ha jugado, tiene dos goles en el torneo, al igual que Jonathan McDonald y Kenner Gutiérrez.

Alajuelense no fue mejor sin él y el equipo se vio muy mal contra un rival que apenas suma dos puntos en el torneo, a las puertas del clásico que será el domingo, a las 11 a. m., en el Morera Soto.