El volante ayuda a sus compañeros con mensajes para subir el ánimo

Por: Steven Oviedo 24 noviembre

El liderazgo es algo que no se puede aprender, es innato, que se demuestra en todo momento; es una cualidad que se le desborda a Rándall Azofeifa, volante del Herediano.

Tal es el grado de liderazgo que posee el mediocampista, que ha implementado un ritual antes de cada partido del campeón nacional.

Rándall Azofeifa le habla a Esteban Ramírez durante el calentamiento del Herediano. Fotografía José Cordero
Rándall Azofeifa le habla a Esteban Ramírez durante el calentamiento del Herediano. Fotografía José Cordero

Cuando el equipo sale a calentar, antes de cada juego, Azofeifa toma un rol protagónico, en ese que es el último instante de preparación de los florenses.

Los futbolistas heredianos forman un círculo, en el centro aparece Azofeifa, él lleva la voz cantante, motiva a sus compañeros, pero no a la libre, ya que cada una de sus palabras están calculadas y tienen un fin específico.

“Primero salimos a movernos cada uno por su cuenta, después entramos a un calentamiento meramente grupal. Yo digo ciertas cosas y se ha vuelto algo habitual”, explicó Azofeifa.

El volante se da a la tarea de pensar en el tema que va a tocar en esos instantes de motivación, para que sus palabras no se las lleve el viento y calen en sus compañeros.

“Ante Santos hicimos énfasis en la presión que íbamos a hacer, entonces lo que dije fue que no nos conformáramos, pues esa es la diferencia entre los buenos y los mejores, que siguiéramos escribiendo historia y que el buen resultado nos iba a acercar al título’”, reveló Azofeifa.

El capitán de los rojiamarillos, en ocasiones, deja los objetivos grupales de lado para centrar su mensaje en un miembro específico del equipo.

La experiencia de Rándall Azofeifa le ha dado un rol de liderazgo grande en el Herediano. Fotografía José Cordero
La experiencia de Rándall Azofeifa le ha dado un rol de liderazgo grande en el Herediano. Fotografía José Cordero

“Cuando Junior Díaz jugó el primer partido de titular hice énfasis en que nosotros somos una familia y por ende al jugador que viene nuevo hay que respaldarlo, apoyándolo y dándole confianza; más a un ícono del Herediano como es Júnior. Siempre se da un mensaje para que todos entremos al partido bien concentrados”, comentó Azofeifa.

El ritual de Azofeifa ha calado tanto que los aficionados lo usan como meme o gift para motivarse de cara a partidos importante, pues en un juego del torneo pasado, Azofeifa les gritaba a sus compañeros: 'Hoy ganamos porque ganamos'.

“Todo ayuda, a uno le han encomendado un papel en el tema de liderazgo y conlleva hablarle a los compañeros. Hay que saberlo canalizar, cuando un compañero tiene muchísimas ganas, uno llega y le habla para que lo sepa canalizar”, añadió.

Rándall Azofeifa es el goleador del Herediano con 10 anotaciones. Fotografía José Cordero
Rándall Azofeifa es el goleador del Herediano con 10 anotaciones. Fotografía José Cordero

Azofeifa aseguró que la dinámica ha sido muy bien recibida por los miembros del equipo y que el preparador físico Manuel Víquez le ha dado ese espacio para desarrollarla y liderar el calentamiento en esos dos o tres minutos.

“Lo que importa es que los compañeros se sientan totalmente identificados. Hay que ser muy puntual, no es que vas a hablar por hablar, dar direcciones u órdenes específicas, pues no se trata de abotagar al jugador y que esa sensación sea totalmente creíble, porque mucho del fútbol se resuelve hablando”, finalizó Azofeifa.


Etiquetado como: