El formato de la etapa de clasificación trajo mucha emoción en los últimos torneos

Por: David Goldberg J. 4 mayo, 2013
Pantalla completa Reproducir
1 de 5

Pocos podrán contradecir que lo más justo en un torneo nacional es que este se dispute en formato de liga, es decir, todos contra todos. Así se premia al más regular de la temporada.

No obstante, nadie puede negar que una etapa clasificatoria genera la suficiente emoción para dejar a cualquier espectador escaso de uñas, con menos cabello y el corazón acelerado.

Así fueron los últimos certámenes del futbol de Primera.

El nerviosismo y la tensión duraron hasta las últimas fechas; es más, hasta los últimos segundos.

Algo similar parece que ocurrirá al definirse el Verano 2013 .

Los florenses, ahora tranquilos, comenzaron el torneo sufriendo en la parte baja de la tabla. Los brumosos, ahora preocupados, lo arrancaron volando en la zona alta.

Esos son solo dos ejemplos de lo que ofrece la férrea lucha por los reducidos cupos a las semifinales.

Pero el más claro es este: hoy, en la víspera de la jornada 22, la última de la fase regular, tres equipos pelean por los dos boletos restantes.

Dos de ellos son los de más afición, más títulos, más peso histórico y, según las probabilidades, no es una locura pensar que uno de ellos quedará fuera de la fiesta.

Las aficiones saprissistas, generaleñas y alajuelenses serán las que con más interés estarán mañana a las 3 p. m. con calculadora en mano, cronómetro listo y la mirada en tres diferentes estadios.

No obstante, todos los otros colores también estarán pendientes de las consecuencias que va a tener esta jornada crucial.

Cualquiera que siga este deporte en el país sabe lo que se juegan en la fecha de mañana: está el sueño de ser campeón, está el prestigio, está la participación internacional pero, sobre todo, está algo que al tico le fascina y es la posibilidad de chotear por algunos meses a su rival. Colaboraron José Luis Rodríguez, Gabriel Vargas, Juan José Herrera, Alejandro Méndez y Johan Umaña.

Etiquetado como: