Florenses se adueñaron del segundo lugar a falta de una fecha

 27 noviembre, 2014

Heredia. El negocio le salió redondo al Herediano, pues no solo evitó el calor y el viaje a Limón al jugar en el Rosabal Cordero, sino también garantizó anoche el segundo puesto y por ende la tan deseada ventaja deportiva en semifinales.

La noche no podría haberle salido mejor a los florenses, pues con el triunfo 1-4 frente a los caribeños y gracias a la derrota de Saprissa en manos del Cartaginés, pudieron patentizar la segunda posición.

Eso sí, antes de que los heredianos pudieran sonreír, los limonenses los pusieron a sudar de igual manera, o incluso más, como si estuvieran jugando a 40 grados en Limón.

El equipo de Jafet Soto entró dormido, con excelso de confianza y vio por abajo del hombro a una Tromba del Caribe que no se sintió menos.

Las primeras jugadas de peligro fueron en el arco rojiamarillo: la inicial pegó en el palo y en la segunda el meta Daniel Cambronero fue figura.

John Vizcaíno saltó por esta pelota con Esteban Granados, durante la goleada florense de anoche sobre Limón FC, por 4-1. | GRACIELA SOLÍS
John Vizcaíno saltó por esta pelota con Esteban Granados, durante la goleada florense de anoche sobre Limón FC, por 4-1. | GRACIELA SOLÍS

Apenas a los dos minutos, un remate de tiro libre de Lemarck Hernández se estrelló en el horizontal, situación que puso a sudar frío al banquillo del Team .

Luego, al 21’, Cambronero le detuvo un penal al joven John Vizcaíno, quien remató suave y casi al centro del arquero.

Fue precisamente luego del lanzamiento detenido que la garra del Herediano comenzó a relucir en su casa, aunque jugando como visita.

Al 31’ Ruiz abrió el marcador con un remate de pierna derecha y un pase de Sánchez por la banda izquierda. ¿Cómo estaba el goleador solo? Fácil, muy displicente la marca.

Nueve minutos después fue el turno para Pedroza, quien remató fuerte de derecha un centro de Dave Myrie, igual por el sector izquierdo.

La segunda etapa fue un banquete, de esos que acostumbra dar Soto y compañía en su casa, con los goles como plato fuerte.

Al 72’ se dio una jugada poco usual: el árbitro pitó penal a favor del Team y Víctor Núñez tomó el balón, pero no para cobrarlo sino para dárselo a Ruiz. Este agradeció el favor, pues aunque Samudio tapó el penal, anotó el rebote de cabeza para convertirse en solitario goleador del campeonato con 11 anotaciones.

Dos minutos después, la cereza al pastel la puso Núñez, quien canjeó un pase perfecto de Yosimar Arias en un globito a Samudio. ¡Un golazo!

A falta de cinco minutos para el final, Edder Nelson se fue solo por el sector derecho y a pura velocidad y con un fuerte disparo de derecha marcó el tanto para el descuento.