Derrota de la Liga ante Limón le abrió la puerta al Saprissa para alcanzar la cima

Por: Miguel Calderón S. 20 febrero, 2015

Aunque parezca extraño, el clásico de este domingo recuperó brillo con la derrota de Alajuelense ante Limón el pasado miércoles en el Morera Soto.

El resbalón manudo le dejó la puerta abierta al Saprissa para llegar al liderato, con dos juegos menos que su archirrival.

Un triunfo morado ante la Liga pondría a los tibaseños en el primer lugar con 18 puntos, uno arriba de los rojinegros.

Es por eso que el choque, más allá de no ser tan decisivo, sí enciende de nuevo la pugna entre los dos populares equipos por estar en lo más alto de la tabla.

De ganar los dos compromisos pendientes, los saprissistas le podrían sacar hasta siete puntos de ventaja a los alajuelenses, una condición que esperan no desaprovechar el domingo.

“Es un partido que queremos ganar para ir definiendo cosas en la tabla. A pesar de que sea temprano en el torneo, es importante marcar la diferencia desde ya”, comentó el defensor y capitán, Gabriel Badilla.

Mismo criterio comparte el argentino Andrés Imperiale.

“Logrando una victoria el domingo somos líderes, más allá de que tenemos menos partidos que la Liga. Debemos preocuparnos por nosotros, se vienen encuentros muy duros y el domingo vamos a salir con la convicción de llevarnos los tres puntos”, expresó el central.

Eso sí, los dos juegos menos que tiene el cuadro de Jeaustin Campos con respecto a Alajuelense no son huesos fáciles.

El 18 de marzo se medirá ante Cartaginés por la misma fecha que la Liga perdió ante Carmelita y el 1.° de marzo visitará a la UCR por la misma jornada que los erizos cayeron ante Limón.

El zaguero Keilor Soto considera oportuno no pensar aún en el América de México y concentrarse solo en salir victoriosos del Estadio Nacional.

“No podemos descuidar el torneo nacional, vamos paso a paso, lo primero para el grupo está en ganar el domingo y luego enfocarnos en la Concacaf. Nuestra responsabilidad es estar en el primer lugar y si podemos marcar una diferencia importante con Alajuelense lo vamos a hacer”, valoró el defensa del Monstruo.

Del bando erizo, el jugador Kenner Gutiérrez tiene claro que no pueden ceder más terreno.

“Este clásico reúne mucho más que tres puntos, es un tema de tranquilidad de cara a una semana importante en Concacaf, el orgullo de no querer dejarse ante el archirrival y también está el liderato en juego. La idea es mantenernos en la cima, esperamos llegar muy finos”, finalizó.