Catalanes sellaron su pase a Berlín y ahora esperan por la remontada blanca

Por: Cristian Brenes 13 mayo, 2015

El Barcelona le envió ayer un reto a su archirrival, el Real Madrid, para verse las caras en Berlín el próximo 6 de junio y terminar así de una vez por todas con la espera de 60 años por ver una final soñada en la Champions .

Neymar (izq.) celebró su segunda anotación con Luis Suárez y Lionel Messi (der.). | AFP
Neymar (izq.) celebró su segunda anotación con Luis Suárez y Lionel Messi (der.). | AFP

Catalanes y merengues nunca se enfrentaron en el juego que define al campeón de la Orejona, pero ahora la mesa parece estar servida para un choque que paralizaría al mundo.

Los blaugranas dejaron en el camino al Bayern, uno de los rivales más complicados del certamen, con un global de 5 a 3, por lo que todo dependerá de la capacidad de los blancos para remontar hoy la serie que pierden 2 a 1 ante la Juventus.

El destino parece haberse negado a que se diera un enfrentamiento por el cetro de la Champions entre dos potencias del fútbol, pese a que el Real llegó en 13 ocasiones hasta la última instancia y el Barça a siete.

Sin embargo, el 2015 sería el año en el que la espera terminaría, e incluso los jugadores blaugranas claman por el Madrid.

“Sería muy emocionante poder ser los primeros en jugar una final de la Champions contra el máximo rival. Jugar una final contra el Real Madrid sería algo histórico” , indicó Gerard Piqué.

Estadísticas Bayern vs Barcelona
Estadísticas Bayern vs Barcelona

Los de la Ciudad Condal son claros y, aunque no pueden elegir, señalan que pretenden enfrentar al mejor equipo en Berlín.

“Vivimos un momento muy bonito, pero falta rubricarlo. En la final quiero al mejor, al que se lo merezca”, dijo Luis Enrique.

El Barcelona visó su boleto ayer en un enfrentamiento que parecía de trámite, luego de ganar como local en la ida 3 a 0. No obstante, terminó apurado por un Bayern que mostró vergüenza deportiva y se impuso 3 a 2.

El conjunto azulgrana tuvo una primera parte brillante, en la que el tridente Neymar, Luis Suárez y Lionel Messi volvió a ser efectivo y dominante, gracias a dos tantos del brasileño, pero en el complemento se relajaron y los alemanes sacaron el triunfo.

La derrota no empañó la clasificación de un equipo catalán que buscará su quinta Champions en una final que podría ser soñada si los merengues aceptan la invitación del Barcelona.