"Lo más preciado que yo tengo son mis hijos. Le doy las propiedades y hagan lo que quieran", dijo Li en la audiencia.

Por: Kenneth Hernández Cerdas 10 febrero, 2016
Eduardo Li, expresidente de la Fedefútbol, permanece a la espera de ser trasladado de Suiza a Estados Unidos. | ARCHIVO
Eduardo Li, expresidente de la Fedefútbol, permanece a la espera de ser trasladado de Suiza a Estados Unidos. | ARCHIVO

Eduardo Li permanecerá recluido en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, en Estados Unidos, luego de que este miércoles un juez no le concediera la libertad bajo fianza.

El expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) compareció ante el juez Robert Levy, quien rechazó el paquete de fianza que presentó la semana anterior. La cita se realizó en la sala 11B de la Corte del Distrito Este de Nueva York.

Levy consideró que la propuesta de Li no es suficiente garantía para cumplir con el pago de la fianza y le programó otra audiencia para el 23 de febrero.

La propuesta inicial de Li era cancelar en efectivo $300.000 y poner de garantía $4,7 millones en bienes familiares, además de residir en un apartamento en Nueva York bajo vigilancia electrónica las 24 horas.

No obstante, justo un día antes de la audiencia, la fiscalía estadounidense le solicitó a Levy analizar la situación de Li e imponerle una fianza entre $10 millones y $15 millones por considerar que hay riesgo de fuga por parte del tico.

Mariano Rolando, periodista de la agencia AFP presente en la audiencia, informó que el tico se presentó ante el juez con el uniforme de presidiario, camisa y pantalón verdes. Además requirió siempre la asistencia de una traductora.

"Lo más preciado que yo tengo son mis hijos. Le doy las propiedades y hagan lo que quieran", le dijo el costarricense al juez sobre los bienes que puso a responder.

La defensa del nacional propuso hipotecar los bienes de Li en nuestro país, para mejorar la fianza, de acuerdo con el reporte de Rolando.

"Por qué el señor Li va a arriesgarse a arruinar a su familia por cinco años en la cárcel" , dijo el abogado Samuel Rosenthal ante el juez.

La de este miércoles es la segunda vez que el costarricense se para frente a las autoridades de EE. UU. La primera ocurrió el 18 de diciembre luego de ser extraditado de Suiza, donde fue capturado previo a un congreso de FIFA, el 27 de mayo.

Ese día el exfederativo se declaró no culpable de los casos de corrupción que le endosan.

De los implicados en el caso FIFA, presentados ante la justicia estadounidense, solo el exfederativo está bajo arresto.

Los cargos contra el costarricense son por conspiración de crimen organizado en primer grado, dos por conspiración de fraude electrónico, otros dos por conspiración de lavado de dinero y también dos por lavado de dinero.

La acusación alega que entre 2009 y mayo del año 2015, cuando fue detenido en Suiza, Li conspiró para aceptar y recibir más de $700.000 en sobornos a cambio de la adjudicación de derechos de comercialización de diferentes partidos de la Selección Nacional con la empresa Traffic Sport.

Etiquetado como: