El expresidente de la Fedefútbol tiene programada una audiencia en la Corte del Distrito Este de Nueva York, donde un juez revisará el estatus de su caso

Por: Kenneth Hernández Cerdas 8 abril, 2016
Eduardo Li, expresidente de la Fedefútbol, permanece a la espera de ser trasladado de Suiza a Estados Unidos. | ARCHIVO
Eduardo Li, expresidente de la Fedefútbol, permanece a la espera de ser trasladado de Suiza a Estados Unidos. | ARCHIVO

Eduardo Li reaparecerá públicamente el próximo miércoles, justo cuando se cumplirá un mes y cinco días desde que recibió el beneficio de estar bajo arresto domiciliario en un apartamento en el área de Nueva York.

El expresidente de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) asistirá a una audiencia en la Corte del Distrito Este de Nueva York, donde un juez revisará el estatus de su caso y el de otros seis implicados en el escándalo de corrupción que sacudió los cimientos de la FIFA en mayo de 2015.

Para ese día, además de Li, el juez Raymond Deaire convocó a José María Marín (expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol), Aaron Davidson (expresidente de Traffic USA), Alfredo Hawit (expresidente de Concacaf), Rafael Callejas (expresidente de la Federación de Honduras) y Héctor Trujillo (exdirectivo de la Federación Guatemalteca de Fútbol).

Será la primera vez que el tico tenga contacto con los otros involucrados ya que el Departamento de Justicia de EE. UU. tiene restringido cualquier tipo de acercamiento entre ellos.

Desde el 8 de marzo (hoy hace un mes), cuando dejó el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, el exjerarca no ha salido de su apartamento más que a reuniones con sus abogados, pero a la Corte en sí, donde usualmente hay fotógrafos y camarógrafos afuera, nunca lo ha hecho.

Según Róger Guevara, abogado de Li en Costa Rica, la investigación sobre su cliente se mantiene igual y de momento no hay ninguna solicitud para variar las condiciones actuales de arresto en las que se encuentra.

Li permanece en una residencia, cuya dirección no ha sido revelada, bajo una estricta vigilancia electrónica las 24 horas del día, además porta un brazalete que monitorea el lugar donde se encuentra.

Asimismo, no puede salir de ahí salvo que una autoridad judicial lo avale.

"Don Eduardo ha salido para atender reuniones con los abogados y diligencias propias del caso", indicó Guevara ante consultas de este medio.

Mejor de salud. Antes de salir de prisión, en una entrevista con La Nación, Mally Chaves, exesposa de Li, reveló que el estar en la cárcel perjudicó la salud de su expareja al punto de que perdió casi diez kilos.

De acuerdo con el abogado, su estado de salud "es bueno, tanto físico como emocional" sin detallar otras condiciones físicas de Li.

Los cargos contra el nacional son por conspiración de crimen organizado en primer grado, dos por conspiración de fraude electrónico, otros dos por conspiración de lavado de dinero y también dos por lavado de dinero.

En total, la Fiscalía de EE. UU. tiene expedientes abiertos contra al menos 30 personas que en su momento estuvieron vinculadas al fútbol, como dirigentes o empresarios.

Hasta el momento el único que ya se declaró culpable es el hondureño Callejas, quien el pasado 28 de marzo reconoció ante un juez estadounidense haber cometido actos de corrupción durante el tiempo en que fue titular de la Federación de Fútbol de Honduras (Fenafuth).

Etiquetado como: