El expresidente de la Fedefútbol permanece, desde este viernes, en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, donde Vargas fue recluido por primera vez en enero de 2011.

Por: Kenneth Hernández Cerdas 18 diciembre, 2015
Este es el Centro de Detención de Brooklyn, donde permanece desde este viernes el exfederativo Eduardo Li.
Este es el Centro de Detención de Brooklyn, donde permanece desde este viernes el exfederativo Eduardo Li.

Redacción

El expresidente de la Fedefútbol, Eduardo Li, está detenido, desde este viernes, en el Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn (MDC), el mismo lugar donde estuvo el también exdirigente Minor Vargas, quien fue arrestado en enero de 2011.

Vargas, quien cumple una condena de 60 años por lavado de dinero y fraude, posteriormente fue trasladado a una prisión en Virginia.

El MDC es uno de los recintos más grandes de Estados Unidos, con una población que supera los 1.600 reclusos. La característica principal es que buena parte de su población está a la espera de ser enjuiciada.

En el mismo lugar permaneció días atrás el expresidente de Honduras (1990-1994), Rafael Callejas, quien obtuvo libertad bajo fianza tras pagar $4 millones (¢2.160 millones).

Como, de momento, los abogados de Li no han recurrido al derecho de pagar una fianza, el costarricense fue pasado a una celda del citado centro neoyorquino luego de comparecer ante el juez Robert Levy, en la que fue su primera audiencia frente a la justicia de Estados Unidos.

Hasta nuevo aviso, el exjerarca seguirá bajo arresto en el MDC, explicó a La Nación, Mariano Rolando, periodista de la Agencia France Press (AFP), quien presenció la audencia celebrada este viernes.

La comparecencia tardó solo 10 minutos y fue la última programada en la Corte Federal del Distrito Este.

Rolando detalló a este diario que Li acudió a la cita vestido con saco y camisa negra, jeans azules y zapatos negros.

"Eduardo Li lucía su cabello negro peinado hacia atrás, no muy corto, engominado (con gel), físicamente no se veía con ningún deterioro y respondió con voz firme cada una de las preguntas que le hicieron. Además, llevaba sus gafas", contó el reportero.

De acuerdo con Rolando, el exjerarca no estuvo esposado en ningún momento, tuvo una traductora junto a él y su abogado fue quien atendió la mayor parte de las consultas hechas por el juez.

Además, muy cerca de ellos había dos representantes de la fiscalía neoyorquina.

"Apareció por una puerta lateral y salió por la misma, entre la Corte y el centro de detención hay un pasillo de comunicación interna por lo que él nunca salió al exterior", añadió.

Li se declaró no culpable de 19 cargos, entre ellos los delitos de asociación delictiva, fraude y lavado de dinero.

"El juez le preguntó a Li que sí había leído el acta con todos los cargos en su contra, él afirma que sí y de inmediato su abogado indica que Li se declara no culpable y le pidió a la fiscalía que le presente todas las pruebas para saber de qué lo están acusando".

"Problablemente hagan un pedido de fianza la próxima semana, todos los detenidos lo han hecho y por eso han salido. El tema es que estamos hablando de mucho dinero, hay exdirigentes que han pagado hasta $20 millones (¢10.800). Yo creo que Li pasará el fin de semana en prisión y habrá que esperar que pasará en los próximos días", agregó el periodista.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos acusa a quien fuera presidente de la Fedefútbol, entre el 2007 y el 2015, de exigir sobornos por más de $600.000 (¢324 millones) a cambio de la transmisión de los partidos de local de la Selección de Costa Rica correspondientes a la eliminatoria hacia el Mundial Catar 2022.

Li tendrá una segunda audiencia el próximo 16 de marzo.

Etiquetado como: