Por: José Luis Rodríguez C. 4 diciembre, 2012
 Limón se entrenó en la cancha de La Colonia. | JULIANA BARQUERO
Limón se entrenó en la cancha de La Colonia. | JULIANA BARQUERO

Guápiles. Debido a que el camerino cuenta con gente rápida y potente, las dimensiones de la gramilla del Estadio Nacional son, según los limonenses, un punto a favor para su objetivo.

“El escenario no tiene queja, nosotros somos veloces y por ahí tenemos que aprovecharnos de eso”, expresó Andrey Francis en el lobby del hotel Suerre.

Precisamente, él es un claro ejemplo del estilo de juego que pregona este Limón, pues realiza trabajo en defensa y ataque.

“Vamos a jugar prácticamente como si estuviéramos en el Juan Gobán, nada más que la cancha es más grande y vamos a aprovechar las bandas por la velocidad, esperamos golpear primero”, dijo Delberth Cameron.

Al igual que Francis y Cameron, otro que realiza gran despliegue físico es Lemark Hernández, quien apuntó que el Nacional ayuda porque “todo mundo sabe que somos veloces”.

“Queremos explotar eso, el Nacional es un escenario en el que se puede dar eso”.

Según Lemark, uno de los temas que dialogaron a lo interno del grupo es que la Liga tiene ventaja deportiva, ello debido a que finalizó primera en la clasificación; Limón fue cuarto.

“Eso lo hemos estado pensando. Vamos a tratar de hacer lo mejor y conseguir un buen resultado”, añadió el lateral.

Se vislumbra que los centros serán vitales en la propuesta de la Tromba del Caribe, ya que en el área estarán Mayron George y Henry Cooper, quienes, juntos, suman 14 goles, y miden 1,89 y 1,86 metros, respectivamente.

Ayer, luego de arribar al hotel Suerre, el equipo se entrenó, y para hoy tienen previstas dos sesiones, a las 7:30 a. m. y 4 p. m.

A las 7:30 p. m. todo el grupo se trasladará al hotel Villas Zurquí, hasta antes del partido.