Por: Ferlin Fuentes 1 febrero, 2016

Heredia. El volante manudo Diego Madrigal se fue del Rosabal Cordero con un sabor agridulce, pues anotó el tanto del empate, pero minutos antes de que finalizará el juego dejó escapar la acción que le pudo dar los tres puntos a la Liga.

Su remate de derecha fue rechazado por Luis Torres.

“Gracias a Dios se nos dio la anotación, pero estoy dolido por la última acción que no pude concretar”, dijo Madrigal.

A criterio del rojinegro, fue virtud de Torres por el achique, pues le impidió tener buena visibilidad para marcar.

“Me salió rápido y muy bien en el mano a mano. En la última jugada uno llega con poco oxígeno en el cerebro y me sentí cansado. Tomé una mala decisión, ahora debo aprender y salir al campo con mayor compromiso”, agregó el zurdo.

Madrigal reconoció que se equivocaron en el planteamiento del partido en el primer tiempo, pero en el segundo la estrategia fue distinta.

“Fue un juego difícil, sabemos que el planteamiento de Belén es muy táctico; luego del gol de ellos, abusamos del pelotazo y nos confundimos. En el complemento nos vimos mejor porque llevamos el balón pie a pie”, indicó el jugador.

Criterio similar manejó el mediocampista Pablo Gabas, quien considera que el fútbol rastrero es que les sienta bien.

“Hemos lanzado muchos balones en el arranque y eso nos ha perjudicado. Les regalamos la pelota. En la última acción tuvimos el triunfo, pero Torres sacó el balón muy bien”, sentenció.

Además, el volante Allen Guevara alabó la forma de presionar que planteó el técnico belemita José Giacone.

“Ellos apretaron muy bien la salida y cuesta encontrar un equipo así. Al menos sacamos un punto en una cancha difícil”, argumentó Guevara.

Etiquetado como: