El presidente de Cartaginés indicó que tenían muy claro que el grupo de inversionistas Sendero Azul cancelaría las deudas del equipo hasta que se de el cambio de sociedad anónima a asociación deportiva

Por: Cristian Brenes 17 septiembre, 2015

Cartago

Daniel Vargas salió al paso para aclarar que la directiva de Cartaginés en ningún momento contempló recibir esta misma semana los $600.000 (cerca de ¢325 millones) que ofreció el grupo de inversionistas Sendero Azul en la propuesta que aprobó la asamblea de accionistas brumosos, ya que tenían claro que los dineros para cancelar las deudas ingresarán a partir de que se de el cambio de la Sociedad Anónima a Asociación Deportiva.

Los accionistas de Cartaginés conocieron las propuestas para sacar al equipo de la crisis financiera el pasado 26 de julio. | ROBERT VINDAS
Los accionistas de Cartaginés conocieron las propuestas para sacar al equipo de la crisis financiera el pasado 26 de julio. | ROBERT VINDAS

¿Cómo toma que Sendero Azul no les gire el dinero hasta que vuelvan a ser Asociación Deportiva?

Nosotros no tenemos que manejar ninguna posición con respecto a Sendero Azul. Simplemente seguimos trabajando. Sabemos y entendemos que esto es un proceso y como tal continuará. Hay una comisión legal que está trabajando para acelera todo e incluso se le informó a los jugadores lo que pasó. Todos en Cartaginés sabíamos que el dinero no iba a entrar en el corto tiempo como queríamos, sin importar la propuesta que ganara. Es lógico porque esto es un negocio y se entiende como tal.

¿Ustedes esperaban que les giraran los $600 mil esta semana?

Nosotros no esperábamos el dinero esta semana. Eso fue una información que se aclaró en una reunión que tuvimos con la gente de Sendero Azul este miércoles y que nació de la opinión de una persona de Sendero, pero ya se aclaró porque fue una interpretación errónea.

¿Posterior a la asamblea ustedes tenían claro que les iban a girar el dinero de inmediato?

En ningún momento pensamos que nos iban a girar el dinero de inmediato. La junta directiva lo tenía clarísimo porque eso jamás iba a entrar así. Todos sabíamos muy bien que el requerimiento de Sendero Azul era transformar la Sociedad Anónima en Sociedad Deportiva y eso lleva tiempo. Carlos Loría en su fusión de socio y no como vicepresidente expresó eso, pero no era así.

¿Sendero Azul tendrá injerencia en las decisiones de la directiva desde ya?

No. Simplemente hay una comisión legal de la asamblea que está analizando como sería el proceso para la transformación de la sociedad anónima a asociación deportiva y la factibilidad de cumplir con esto, pero por ahora la directiva tiene que seguir trabajando y manteniendo el equipo activo. En el momento que se resuelva todo podrán cambiar las cosas, pero por ahora no.

¿Cuáles son los pasos a seguir a partir de ahora para ustedes como directiva?

La gente de Sendero Azul es la que tiene que darnos una agenda del proceso de transición. Esa agenda tiene que ser totalmente acorde con la propuesta inicial que ellos hicieron porque fue la que se aprobó en la asamblea.

Este proceso de transición se puede alargar varios meses ¿Qué tan complicado será mantener al equipo a flote hasta que se de el cambio?

Puede ser complicado, pero en la asamblea de accionistas también se aprobó que los socios den un aporte al Cartaginés por cada acción que tienen de aquí hasta el 31 de diciembre. Esa segunda parte que se aprobó es la que podemos ejecutar de forma inmediata y ya con esa ayuda el equipo debería continuar en la línea de tranquilidad financiera en la que está. Nosotros no dependemos necesariamente del aporte de Sendero Azul, aunque es una realidad que si se llega a dar la situación financiera se vuelve mucho más manejable para todos.

¿Cómo van a recaudar ese aporte de los socios?

Esto lo vamos a empezar a activar a partir del lunes. Lo vamos a conversar con los socios para comunicarles el acuerdo de asamblea, pero es algo sencillo que vamos a implementar de inmediato.