Por: José Fernando Araya N. 29 septiembre, 2014

Daniel Quirós marcó ayer su segundo gol con el Cartaginés. | R. PACHECO
Daniel Quirós marcó ayer su segundo gol con el Cartaginés. | R. PACHECO

Cartago. A duras penas tuvo que superar el frío de la Vieja Metrópoli tras estar acostumbrado toda su vida a vivir justo al lado de la caliente costa porteña.

El chuchequero Daniel Quirós es de pocas palabras, pero sabe contestar en la cancha.

Incluso este domingo no cambió su semblante pese a darle los tres puntos a su equipo, lo que les permite mantener el segundo lugar de la clasificación.

“Necesitaba el gol, pues para eso vine a ayudar al club con anotaciones y por dicha cayó en un momento importante”, mencionó el Bebé Quirós, como le decían en sus tiempos como porteño.

Quirós destacó la labor del cuadro limonense, pues pese a tener dos jugadores menos logró contener el embate cartaginés.

También aprovechó para dedicárselo a su mamá, quien viajó hasta Cartago para ver a su hijo.

“Ella me acompaña en algunos juegos y le regalé este buen detalle. Va dedicado a ella, por supuesto, y a mi abuela, que está en el cielo”, afirmó el delantero de 22 años.

Daniel también mencionó que se siente a gusto con su nuevo club, tras casi cuatro meses de militar en las filas blanquiazules, pues la afición y el camerino lo recibió de muy buena manera.

Molestos. Por su parte, el equipo limonense salió molestó con el arbitraje de Jeffrey Solís, pues a su criterio los viene perjudicando ya que en dos partidos ha expulsado a cuatro jugadores caribeños.

“Nos sacamos la rifa. Yo nada más digo, que lo nombren para jugar en Limón... es simple y ojo, esto no es ninguna amenaza, pues así como lo nombran en todo lado, que vaya allá”, mencionó Noel Ferguson, vicepresidente de Limón.