Las caras largas invadieron el camerino del Saprissa tras caer en casa por 0-2 ante Herediano y perder la final del Verano 2017 con un marcador global de 5-0.

Por: Daniel Jiménez 21 mayo
Los jugadores de Saprissa muestran la desazón durante la derrota ante Herediano en la Cueva.
Los jugadores de Saprissa muestran la desazón durante la derrota ante Herediano en la Cueva.

Tibás

Las caras largas invadieron el camerino del Saprissa tras caer en casa por 0-2 ante Herediano y perder la final del Verano 2017 con un marcador global de 5-0.

A los morados les cuesta encontrar explicaciones de lo ocurrido.

"No hay palabras, es muy doloroso, vamos a ponerle el pecho a las balas, Herediano lo hizo mejor allá que acá y no voy a cambiar el verso, Herediano tiene la mejor planilla del país y al final ganaron", comentó el atacante Daniel Colindres.

A pesar de que el Saprissa ganó la fase regular, los rojiamarillos se anotaron la cuadrangular y después fueron los claros dominadores en el pulso de ida y vuelta por la copa.

"En la final Herediano fue muy superior, en su casa en el primer tiempo hizo tres goles, concretaron bien y aquí manejaron el partido".

Según Colindres, las bajas pesaron, pero considera que "hay unos 24 jugadores y el que no está jugando tiene que salir y hacerlo bien porque está en Saprissa".

Él fue uno de los jugadores más regulares de todo el torneo, pero afirma que eso no lo alegra en este momento.

"El equipo perdió, no hay nada que aplaudir, hay que ver errores y mejorar", citó.

Por su parte, Marvin Angulo considera que los morados se van con la frente en alto.

"Creo que dimos lo mejor de nosotros en este segundo partido, el fallo estuvo en el juego de ida en Heredia, en el que regalamos los tres goles, tratamos de remontar, llegamos y llegamos y no quiso entrar la bola, pero estamos orgullosos de nosotros mismos, que luchamos hasta el final y creo que hay que felicitar a Heredia por ser el campeón", apuntó el creativo.

Etiquetado como: