Por: Kenneth Hernández Cerdas 27 enero, 2015

Daniel Casas, el domingo anterior en Alajuela. | JOHN DURÁN
Daniel Casas, el domingo anterior en Alajuela. | JOHN DURÁN

Calificar de ‘maricón’ al árbitro Pedro Navarro le puede costar a Daniel Casas ver los próximos cuatro juegos de Pérez Zeledón desde la gradería. Además, podría tener que pagar ¢400.000.

Ambas penas se darían si a Casas le aplican el artículo 38 del reglamento disciplinario del torneo que castiga a quien utilice un lenguaje obsceno hacia un oficial de un partido.

Además, el artículo 43 que habla sobre ofensas al honor e insultos, así como el 44 exclusivo para quien haga manifestaciones ofensivas a través de medios de comunicación.

El DT descargó contra Navarro en una rueda de prensa posterior a caer ante Herediano.

Milton Castro, presidente del Tribunal Disciplinario de la Unafut, explicó que dicho órgano será el encargado de valorar la situación del uruguayo mediante una investigación que posiblemente solicitará la Comisión de Arbitraje. Si dicha entidad no pide indagar al timonel, de oficio el Tribunal la iniciará, por lo que la resolución tomará al menos una semana.

Por su lado, Casas declaró ayer a la emisora ADN Radio (90.7 FM) que no le servirá de nada arrepentirse por lo manifestado antier, cuando tildó de ‘localista y maricón’ a Pedro Navarro tras expulsar al futbolista Bryan Sánchez, a los 40 segundos de juego.

“Me van a a mandar a un tribunal disciplinario por lo que dije; acá es muy fácil castigar, pero nadie te entrevista (de las personas del tribunal); es un juicio de una sola voz”, afirmó.

Añadió que en el vocabulario de su país “esa palabra (maricón) se refiere a cobarde y no a una connotación distinta”.

Etiquetado como: