Cambronero fue el titular durante la mayoría del torneo, Moreira fue protagonista en las etapas finales

Por: Daniel Jiménez 24 mayo, 2015

Los porteros de Herediano Leonel Moreira y Daniel Cambronero son un equipo aparte. Han estado en boca de todos en los últimos días y anoche se rindieron en un abrazo que demuestra lo unidos que son.

Cambronero fue el meta titular en toda la etapa regular del torneo, pero con la llegada del técnico Odir Jacques todo cambió.

El estratega alineó a Moreira en las etapas finales y el guardameta pasó del calvario a ser campeón. Moreira falló en la semifinal ante Santos y en la final de ida frente Alajuelense en la primer jugada del partido.

Pero anoche los fallos de Moreira quedaron borrados con la destacada participación en los penales detenidos a Kevin Sancho y Johan Venegas.

El arquero Cambronero alabó la actuación de su compañero en el mano a mano frente a los manudos.

"Excelente, para eso estamos los porteros para responder en los momentos oportunos, lo más importantes es que somos campeones, él (Moreira) y yo somos un equipo, un complemento. No tengo ningún motivo para estar molesto, estoy muy contento por ser campeón nacional", manifestó Cambronero.

"Te voy a ser sincero no trabajamos penales, sabíamos que si llegabamos ibamos a sacarlo a pura mentalidad positiva. Al final lo logramos, pero no lo trabajamos tanto, esta vez no los practicamos y ganamos", añadió.

Prueba de la buena relación que tienen Cambronero y Moreira fue el abrazo que se dieron en el camerino florense. Las cámaras de Deportes Repretel, que tuvieron acceso al camerino, grabaron el gesto que tuvo Cambronero con Moreira por más de 15 segundos.

Leonel Moreira detiene un penal en la final de Herediano ante Alajuelense. El arquero fue el protagonista.
Leonel Moreira detiene un penal en la final de Herediano ante Alajuelense. El arquero fue el protagonista.

Año complicado. Por su parte, Moreira aseguró que fue un año difícil para él, pues no tener regularidad fue complicado.

"Fue un año del olvido para mí, me tenían guardado, estancado, ahora la verdad estoy más vivo que nunca. Dios es el que me da la paciencia para tomar las mejores decisiones y fue una noche maravillosa", comentó Moreira a La Nación.

El guardavallas calificó la tanda de penales como "maravillosa" y puntualizó que es un título especial por lo criticado que fue en los últimos días.

"Esto hay que celebrarlo con ganas, no toda la vida se celera un campeonato, hay que aprovechar las oportunidades", añadió.

"Uno trabaja para esto, la verdad ha sido un torneo muy difícil, al final todo se nos da. A los que criticaron les enseño la medalla, soy el campeón", concluyó el rojiamarillo.