Por: Harold Leandro C. 23 febrero, 2013

El volante de llegada costarricense Kenny Cunnigham abriga un sueño: quiere volver a vestir los colores de la Selección Nacional rumbo al Mundial de Brasil 2014.

Cunnigham, quien fue llamado en varias ocasiones por el técnico Jorge Luis Pinto, desapareció de las convocatorias luego de padecer una enfermedad en Japón, mientras militaba en el Gainare Tottori de la segunda división nipona.

El jueves debutó con gol en el futbol de Bolivia, cuando su equipo, The Strongest, goleó 4-1 al Oriente Petrolero en la octava fecha del futbol del antiplano.

“Yo tengo pensado volver a la Selección Nacional y en la medida en que las cosas salgan bien, supongo que estaré pronto de regreso” dijo ayer por teléfono desde La Paz el exjugador de San Carlos.

Cunningham anotó el 3-0 al minuto 75. Los otros goles fueron de de Pablo Escobar (39’ y 47’) y Rodrigo Ramallo (82’). Descontó para el club visitante, Frank Oni (77’).

Consultado por la diferencia entre el futbol boliviano y el costarricense, el exnorteño indicó que el balompié tico es más rápido

“Aquí es más lento. Tenemos ventaja sobre ellos en eso”.

En ese mismo juego debutó como titular el defensor costarricense Roy Smith, compañero de Cunningham, que jugó todo el partido.

“Me sentí bien (con el debut como titular) pese a que entrenamos a 3.600 metros sobre el nivel del mar y jugamos el partido a 4.200. Supongo que cuando juguemos en los llanos habrá más intensidad”.