Por: Johan Umaña V. 16 octubre, 2014

Jeffrey Solís le saca tarjeta roja a David Guzmán (der.). | EYLEEN VARGAS
Jeffrey Solís le saca tarjeta roja a David Guzmán (der.). | EYLEEN VARGAS

Guápiles. Diez amarillas, cuatro rojas, penales reclamados en ambas áreas y un gol anulado en el último instante... Fue un enredo de partido y una tarde convulsa.

El juego era tranquilo. Saprissa ganaba, Santos buscaba empatar y el único sobresalto había sido la lesión de Adrián de Lemos, quien salió directo al hospital.

Según confirmaría el médico del Santos, Allan Castillo, lo del portero no pasó a más. Lo revisaron, descartaron una fractura en el cráneo y lo dejaron en observación por unas horas. A las 6 p. m. de ayer ya debía estar camino a su casa.

Volviendo al partido, éste se descompuso cuando el silbatero Jeffrey Solís tomó protagonismo.

En el primer minuto de reposición de la inicial Jordan Smith fue a cobrar un saque de banda y el árbitro le sacó amarilla por perder tiempo. El lateral intentó cambiar el balón y Solís no se lo perdonó: segunda amarilla y a las regaderas.

Polémica de fair play. El delantero Christian Lagos no se anduvo por las ramas y le puso nombre a lo que pasó: “una cochinada”, dijo.

Casi al 90’ un santista cayó lesionado al suelo, Saprissa tenía la bola y el árbitro detuvo el juego.

Se suponía, como es típico, que Santos patearía la suerte neutral para devolverle la bola al Monstruo , pero David Guzmán fue el que cobró, se la pasó a Mynor Escoe y éste, siguiendo las órdenes que desde el banquillo gritaba Jeaustin Campos, intentó atacar el marco.

Los ánimos se caldearon, Lagos le reclamó a Guzmán, quien no se dejó. Los dos se fueron expulsados. La primera roja en la carrera de Lagos. Guzmán sí acumula algunas.

Campos defendió la acción indicando que les correspondía el balón y que nunca quisieron fallar al no escrito código del fair play .

La cuarta expulsión fue Wálter Chévez, quien en 26 minutos de juego (fue suplente) se las ingenió para ganarse dos amarillas.