Por: José Luis Rodríguez C. 4 enero, 2013

Al anunciarse ayer la renuncia de Óscar Ramírez como estratega manudo y la llegada de Mauricio Solís al cuerpo técnico florense, se generó una situación curiosa en el futbol mayor: Cartaginés, Herediano, Alajuelense y Saprissa estrenarán entrenador.

En el conjunto brumoso Javier Delgado llevará las riendas del equipo, en Saprissa lo hará Rónald González, en Herediano Mauricio Solís, mientras que los erizos aún no definen técnico.

La situación, bastante llamativa, supone una ligera ventaja para los conjuntos como Santos, Limón, San Carlos o Belén, que hasta ahora mantienen a su estratega, y, por ende, su idea de juego.

Mientras que equipos como los mencionados acumulan meses de labor, los cuatro grandes ahora deben asimilar nuevas ideas.

De los cuatro, el que inició más temprano con su nuevo técnico es Cartaginés, que el 27 de noviembre firmó al exdefensor Delgado.

Con este los brumosos ya suman contrataciones importantes, como lo son el portero Wardy Alfaro, los laterales Carlos Johnson y Esteban Sirias, el volante Félix Montoya y el delantero Leandro Silva.

Segundos en el comienzo de la preparación están los morados, quienes ayer tuvieron a González en su primer día de trabajo.

Con González, exdefensor y exmundialista, arribaron Diego Estrada, Cristhian Lagos, Diego Madrigal y el estadounidense Moisés Hernández, de 20 años.

Ayer también dio inicio la mini-pretemporada del Herediano (el torneo se inicia el 13 de enero), aunque el primer entrenamiento lo dirigió Milton Rivas, preparador físico, pues hasta ayer definieron que el nuevo técnico es Mauricio Solís.

En el caso de la Liga fueron Mauricio Montero y Harold López, asistentes, quienes ayer tomaron la batuta, ya que Óscar Ramírez renunció pese a salir campeón.

Los cuatro grandes llegan al Verano estrenando entrenadores, dos de ellos hechos en casa.