En el 2012, Montero pagó una deuda con el Ministerio de Salud para poder jugar el fin de semana

Por: Daniel Jiménez 11 junio, 2015
Cristian Montero anotó su último gol con el Herediano en el juego frente a Saprissa en La Cueva.
Cristian Montero anotó su último gol con el Herediano en el juego frente a Saprissa en La Cueva.

El defensor Cristian Montero no vestirá más la camisa del Herediano y aún está por definir su futuro pese a que le restan seis meses de contrato con el campeón nacional.

Montero llegó al Team procedente de Alajuelense hace seis años, en ese entonces prometió dejar huella en el equipo rojiamarillo.

Hoy deja la institución luego de acabar con la sequía de 19 años sin ser campeón, se va con tres títulos nacionales y con haber alcanzado una semifinal de Concachampions.

"Me voy agradecido con la institución y con los aficionados que me apoyaron en todo momento. Me voy siendo campeón y eso es muy bueno, cuando llegué al club dije que quería dejar huella y siento que lo he cumplido, pues fui tres veces campeón, soy uno de los jugadores con más partidos internacionales y uno de los que más finales ha disputado con el equipo", comentó Montero a La Nación.

El zaguero recordó que su mejor momento con el equipo fue haber conseguido el título de campeón del Torneo de Verano 2012, luego de derrotar 6-3 al Santos en el marcador global.

"Nunca voy a olvidar la primera vez que quedé campeón luego de tantos años de haber estado cerca. En ese momento los jugadores habíamos pasado momentos difíciles y una situación incómoda, pero estuvimos unidos en todo momento. Yo creo que eso está marcado en la historia de toda la afición", añadió.

El jugador fue claro en que la decisión de su salida no pasó por él, pues deseaba continuar ligado al club. "Quiero que los seguidores sepan que la salida no es por mi parte, fue por otras cosas que tuve que salir, fue una determinación de otras personas. Yo quiero decirle a los aficionados que me voy contento del equipo y que estuve en los buenos y malos momentos que es donde más se debe estar".

Una de las situaciones difíciles fue en el 2012, cuando se clausuró el estadio Eladio Rosabal Cordero por una deuda de ¢2 millones, en ese entonces tanto Montero como Víctor Mambo Núñez cancelaron el monto para que se pudiera efectuar el partido del fin de semana.

"No solo fue Cristian Montero el que ayudó en los momentos difíciles si no otros jugadores que ya no están como Mambo, José Carlos Cancela, Pablo Salazar, José Garro, Marvin Obando. Nosotros pudimos luchar para sacar adelante la institución y sí, hay una anécdota importante, pero prefiero que la recuerden los aficionados", concluyó el futbolista.