Por: Kenneth Hernández Cerdas 31 mayo
Cartaginés luce el patrocinio de Bancrédito en la parte frontal de su camiseta.
Cartaginés luce el patrocinio de Bancrédito en la parte frontal de su camiseta.

Redacción

La crisis que atraviesa el Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) despierta inquietud en el fútbol nacional ya que al menos dos clubes y la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) tiene vínculos estrechos con la entidad.

El banco es uno de los principales patrocinadores del Cartaginés, en cuya parte frontal de la camiseta luce el logo, además le aporta recursos a la Comisión de Arbitraje, dependencia directa de la Fedefútbol, y posee relaciones comerciales con Liga Deportiva Alajuelense, en cuyo estadio se exhibe publicidad.

El Gobierno anunció el pasado viernes 26 de mayo que Bancrédito abandonaría su operación comercial, de intermediación financiera, mientras va preparando un proyecto de ley para convertirlo en un banco de fomento.

Lo anterior significa que no prestará más dinero, tampoco recibirá ahorros del público ni ofrecerá tarjetas de crédito, entre otras modificaciones.

En el caso de los brumosos, que también atraviesan una situación económica inestable, hay incertidumbre.

Alexánder Araya, extesorero y actual asesor financiero del club, manifestó que el cuadro blanquiazul mantiene un contrato de patrocinio al que le restan solo seis meses de vigencia. Y después de ello no se conoce que pasará.

"En el corto plazo no creo que haya consecuencias pues hay un contrato firmado que termina en diciembre. Uno espera que se mantenga el compromiso hasta ese momento, pero después de que se termine, posiblemente el banco no lo renueve", indicó.

Según Araya "seguimos como si nada hubiera pasado, aunque en el momento que haya una comunicación habrá que analizar que valoración se hace".

El banco ha sido un histórico patrocinador del equipo de la Vieja Metrópoli, desde 1978, aunque no de forma continua. Entre 2011 y 2012 hubo una ruptura, mas, de 2013 en adelante siempre fue un aliado de la institución cartaginesa.

Sobre los detalles del contrato actual, Araya dijo que hay claúsulas privadas que no permiten revelar los montos económicos que ingresan al equipo. No obstante, sí reconoció que el aporte es alto.

"Es uno de los patrocinadores que están al frente de la camiseta y por ende uno de los más fuertes. Esa posición la ocupa desde hace seis torneos cortos".

Las bancas del Estadio Alejandro Morera Soto han llevado el patrocinio de Bancredito
Las bancas del Estadio Alejandro Morera Soto han llevado el patrocinio de Bancredito

Sigilo. En los últimos nueve años, en dos oportunidades, la Liga recurrió a préstamos con esta entidad financiera para ordenar sus deudas con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Primero lo hizo en 2008; en aquel momento el préstamo bancario fue de ¢400 millones y la dirigencia encabezada por Jorge Hidalgo, puso el estadio Alejandro Morera Soto como respaldo de la operación.

Recientemente, en 2013, con Raúl Pinto a la cabeza, los erizos acudieron a otro préstamo para saldar una parte de los ¢558 millones que adeudaba el equipo a la CCSS.

A través de su oficina de prensa, Alajuelense indicó que no brindará ningún criterio sobre aspectos específicos de su relación con Bancrédito.

"Los acuerdos con nuestros socios comerciales son confidenciales", indicó la Liga mediante un mensaje de WhatsApp.

En el pasado Torneo de Verano, el banco realizaba promociones para regalarles entradas a los aficionados liguistas en diferentes juegos de local. Además era notoria la presencia de marca en el recinto manudo.

Los árbitros de Primera División lucen el patronicio de Bancrédito en la espalda.
Los árbitros de Primera División lucen el patronicio de Bancrédito en la espalda.

En el caso de la Fedefútbol, Bancrédito aparece en el dorso de los uniformes de los árbitros de Primera División y por ello inyecta recursos económicos.

Rodolfo Villalobos, presidente federativo, dijo que al vínculo contractual le resta un año y de momento no hay alguna indicación de que cambiarán las condiciones.

"Hice las consultas respectivas y me indicaron que Bancrédito está al día; la Federación no ha recibido alguna notificación que indique que el contrato no va a seguir con el tema de los árbitros. Así que de momento nos mantenemos con las relaciones vigentes", dijo.

Villalobos declinó revelar montos y mencionó que es un patrocinio en el equipamiento de los silbateros tanto en juegos como en ropa de entrenamiento.

El contrato data desde hace cinco años y "es privado", sentenció el dirigente.

Gerardo Porras, gerente de Bancrédito, reconoció a La Nación que a partir de diciembre los patrocinios cesarán pues el presupuesto no da.

El jerarca explicó que el patrocinio en fútbol está enfocado por temporadas y posiblemente para el próximo torneo de Invierno "ya no entraríamos más".

"Es muy posible que los contratos no se renueven pues una vez el banco se transforme, iremos hacia otros mercados. Esas inversiones se dedicarán a otras cosas (...) El patronicio se utiliza mucho en la banca comercial y a partir de entonces no pareciera lógico hacerle mucha publicidad al banco sin descuidar la marca. La venta de servicios será más personalizada, por lo que para hacer fideicomisos no necesitaríamos aparecer en vallas en estadios", concluyó.

Colaboró el periodista Óscar Rodríguez.