Por: Daniel Jiménez 29 octubre, 2015

La Selección Nacional de Costa Rica tendrá enfrente a Bélgica este lunes a las 5 p. m. en los cuartos de final del Mundial Sub-17 que se efectúa en Chile.

Los europeos se clasificaron luego de triunfar 2-0 ante Corea del Sur en los octavos de final.

Los belgas avanzaron a la siguiente ronda como uno de los mejores terceros de la competencia, al ubicarse por abajo de Malí y Ecuador en el Grupo D, luego de sumar un empate ante los africanos (0-0), un triunfo contra Honduras (2-1) y una derrota frente a los suramericanos (2-0).

Para el técnico Rónald González, visor de la FIFA en esta Copa del Mundo, a partir de ahora la Sele se vuelve un rival más que peligroso por llegar al quinto partido de esta Copa.

"Conforme van derribando a equipos como Francia, ya más bien Bélgica tiene que tener mucho cuidado, es un juego más mental que futbolístico y el más fortalecido en esto fue Costa Rica", comentó González vía telefónica desde Chile.

El estratega considera que el grupo ahora está más unido que nunca por superar a una de las selecciones más difíciles del Mundial, como lo era Francia, que llegó a este encuentro con 14 goles a favor.

"Cada etapa que se va superando, el equipo se fortalece, se perfecciona el estilo de juego. Cuando se llega al quinto juego, en cualquier momento usted puede estar sembrado entre los mejores cuatro, como nos pasó a nosotros en Egipto 2008 en el Mundial Sub-20", añadió.

Otro aspecto que tocó González fue que los infantiles no deben perder el norte ahora que rozan la gloria.

"Ya ellos dieron el salto que muchos equipos no pueden dar, el asunto es no perder el foco, pero con lo que mostró el grupo y lo que les ha impregnado su técnico Marcelo Herrera, no creo que sea un equipo fácil de vencer", concluyó.