Javier Vicente Wanchope señala que frenar la medular canalera será el principal acierto del equipo de Óscar Ramírez

Por: Ferlin Fuentes 17 noviembre, 2015
Joel Campbell jugó contra Panamá en la Copa Centroamericana disputada en 2014.
Joel Campbell jugó contra Panamá en la Copa Centroamericana disputada en 2014.

Redacción

La Selección de Costa Rica debe imponerse en el medio del campo, en el juego de esta noche (7:30 p.m.) en el Rommel Fernández, si quiere evitar problemas ante un motivado equipo panameño.

Javier Vicente Wanchope, técnico nacional que trabajó en los últimos tres años en el fútbol de Panamá, considera que el rival de hoy tiene su principal arma en la posesión del balón.

"El equipo del técnico Hernán Gómez tiene un estilo claro, su principal característica es la tenencia de la pelota y la buena circulación. Ese es el estilo y Costa Rica debe incomodar en el centro del campo", dijo Wanchope.

"Además me parece vital tener buen control sobre jugadores que para el rival resultan importantes, tal es el caso de Armando Cooper, Alberto Quintero, Aníbal Godoy y de Valentín Pimentel, si juega, ya que estaba en duda", agregó.

Wanchope subrayó que el punto más fuerte que tienen los canaleros son los costados, donde Rónal Matarrita y Cristian Gamboa tendrán que lidiar con Quintero y Cooper, hombres habilidosos en el mano a mano.

El aspecto motivacional será otro punto que puede entrar a jugar. El duelo de este martes decide el líder del Grupo B y Panamá llega con la moral al tope: ganó como visitante en Jamaica, con ello dejó atrás una racha de 12 partidos sin ganar, y, además, recibe en su patio al equipo que más hambre le tiene en el área. Se juegan su clásico.

"Será un hecho que Panamá iniciará el juego de una forma muy "agresiva", y con esto me refiero a que se nos vendrán encima para presionar. Será importante para nuestra selección tener precauciones en los primeros 15 minutos y, porque no, buscar una anotación. Si Costa Rica logra anotar primero, les dolería muchísimo, salir de ese shock les costaría", dijo el técnico tico Óscar Ramírez.

Táctica fija. Los jugadores panameños tienen un biotipo que se impone en las alturas y obviar este punto es imposible.

Jugadores que por lo general superan el 1.78 mts, van muy bien en cada balón que proviene de un tiro libre cercano o un saque de esquina.

Wanchope señala que la ausencia del zaguero Román Torres, quien sufrió en setiembre una ruptura de su ligamento cruzado en la rodilla derecha, y que está fuera de las canchas por seis meses, no minimiza el riesgo en ese tipo de acciones.

"No hay duda que Torres es un jugador importante en la táctica fija, es un tipo que va al balón con mucha potencia. Panamá sí pierde presencia ccon su ausencia y en ambas áreas, pero no se debilita. Adolfo Machado es alto, Felipe Baloy potente y Richard Dixon es de cuidado", señaló.

Por eso, la incursión del espigado Kendall Waston en la zaga costarricense podría interpretarse como una respuesta del técnico Óscar Ramírez ante una de las fortalezas del rival.

Wanchope también repasa el arco canalero, el 'Bolillo' Gómez confirmó el domingo que Jaime Penedo será el encargado de detener los remates de la ofensiva costarricense.

Un portero sin regularidad porque tiene cinco meses sin equipo.

"Jaime Penedo representa mucho en el equipo panameño, es uno de los líderes y brinda seguridad y confianza. No tiene regularidad, sus últimos juegos son amistosos con la selección. Puedo ser contraproducente usarlo, pero sin duda el técnico se inclina por su experiencia", dijo Wanchope.

Ticos y panameños jugarán el liderato del grupo en un juego que siempre es vibrante en suelo canalero