Jaisel Zamora tiene 19 años y no podía dedicarse al fútbol pues debía trabajar

Por: Ferlin Fuentes 24 julio, 2015
El objetivo del Carmelita para el Invierno 2015 es mantener el buen juego con el que terminó el equipo el torneo anterior. Cinco jóvenes que fueron elegidos en las últimas pruebas que realizó el club. | MELISSA FERNÁNDEZ
El objetivo del Carmelita para el Invierno 2015 es mantener el buen juego con el que terminó el equipo el torneo anterior. Cinco jóvenes que fueron elegidos en las últimas pruebas que realizó el club. | MELISSA FERNÁNDEZ

Jaisel Zamora, de 19 años, dejó de pintar viviendas y realizar trabajos en construcción para cumplir su sueño de jugar en la Primera División.

El volante creativo, quien vive en Alajuelita, San José, pero es oriundo de Puntarenas, acudió a las pruebas abiertas al público que realizó Carmelita en junio para descubrir talentos.

Lo hizo por una invitación de un amigo y terminó como uno de los cinco elegidos por el técnico Hugo Robles.

Zamora es el único de quienes pasaron los análisis que carece de historial en las ligas menores del balompié.

“Mi fútbol es de los que se aprende en la calle, en las mejengas con los amigos del barrio. Antes no podía dedicarme a esto porque tengo que aportar para los gastos de la casa”, explicó.

Zamora tuvo una oportunidad en el alto rendimiento de Alajuelense, equipo al que llegó luego de una de las fases de reclutamiento, pero los apuros económicos lo obligaron a salir para buscar un trabajo. Ahora, con los verdolagas, recibe salario.

Hugo Robles considera que el creativo descubierto en la plaza El Carmen dará de qué hablar.

“Tiene una buena zurda, es de esos jugadores a los que les gusta encarar. Las pruebas consistieron en pasar tres filtros y desde un inicio nos llamó la atención, él también puede jugar con el alto rendimiento si fuera el caso. Dará de hablar”, dijo el técnico.

La lista de elegidos por Carmelita tras esa prueba abierta al público la completan cuatro jóvenes que sí han recorrido los terrenos de juego de la Liga de Ascenso o de la Primera División.

Uno de los más experimentados es David Calvo Portilla, volante de 26 años que jugó los últimos tres en Alajuela Junior, dirigida por Wílmer López.

“Fui uno de los jugadores que tuvo que buscar otro rumbo cuando desapareció Alajuela Junior. En un momento estuve aquí en Carmelita y decidí venir a probar suerte, como lo hicieron los cientos de muchachos”, indicó.

La ilusión de jugar en la Primera División se mezcla con la responsabilidad que conllevan los estudios universitarios.

Jamil Allen y Alejandro Vargas, otros elegidos, son defensores que saben que el fútbol es una carrera corta, por lo que combinan los balones con los libros de Administración de Empresas.

El otro futbolista que se incorporó al club verdolaga luego de las pruebas fue David Porras.

Además de ellos, el club ascendió a seis de su alto rendimiento, división que suma dos torneos de ser protagonista. De hecho, es el monarca actual de la categoría.