El cuadro morado sufrió hasta el 87’ para vencer a un Belén combativo

Por: Esteban Valverde 3 noviembre, 2016

Saprissa se amarra a la cima, no la quiere soltar y aunque sufre se sostiene como líder.

Cuando parecía que Belén había llegado a complicarle la existencia y dejarle todo servido a Herediano para bajarlo de la punta, en el minuto 87 los morados alcanzaron la anotación que les dio los tres puntos.

Francisco Calvo fue el héroe tibaseño en una noche que sudaron de más, en la que el drama llegó al máximo y desde el punto de penal se dio el 2 a 1 definitivo.

El conjunto dirigido por el mexicano Fernando Palomeque hizo un gran juego contra los saprissistas y demostró que tiene calidad para pelearle de tú a tú a cualquier rival.

El conjunto morado mereció ganar por el cierre que hizo. Su gran pecado fue mostrar su mejor versión hasta cuando estuvo contra las cuerdas; pese a ello, el esfuerzo le alcanzó.

Durante los primeros diez minutos los morados estuvieron cerca de la anotación, gracias a las llegadas por izquierda.

Ulises Segura tuvo una oportunidad, pero remató por fuera, y Alberto García frenó la opción más clara, cuando Marvin Loría remató al adentrarse en el área.

Daniel Colindres también lo intentó de larga distancia, sin embargo tampoco tuvo éxito.

Belén respondía con seguridad en la marca y contragolpes peligrosos, que carecieron de precisión en el último pase.

En el minuto 40 se dio la opción más clara, cuando José Luis Cordero metió un pelotazo y Jimmy Marín remató, pero Danny Carvajal achicó de buena forma.

Para el complemento quedaron las mejores ocasiones, y los visitantes sorprendieron en el 49’ en una jugada de táctica fija.

Chama Cordero colgó una pelota de un tiro de esquina y Josué Murillo entró en el punto de penal para, con un certero cabezazo, anotarle a Carvajal.

Después de la anotación los heredianos apostaron por aguantar en su campo y salir de contragolpe, mientras jugaban con la desesperación saprissista.

David Guzmán remataba de larga distancia y Ulises apostó por la jugada individual; no obstante, nada daba resultado.

En el 76, apareció el único artillero de los de casa que está en romance con el gol, el canalero Rolando Blackburn.

El panameño anotó luego de un centro que prolongó Colindres y de esta forma avivó el estadio Ricardo Saprissa.

Con los aficionados gritando como si fuera un clásico nacional, la S se vino encima de su contrincante y lo arrinconó en su propia área sin darle respiro.

Francisco Calvo cerró una jugada en el segundo palo y pegó la pelota en el vertical de mano derecha del meta Alejandro Barrientos. Belén se esforzaba por cuidar su punto, aguantaba como podía las embestidas.

En el 87’, llegó una jugada en la que los recursos deportivos para sostener los ataques se acabaron y Juan Pablo Vargas le metió la mano a una pelota que iba para adentro del marco.

El central, Adrián Chinchilla, señaló penal y Calvo fue el que se encargó de que Saprissa vea hoy con tranquilidad el duelo entre Herediano y Cartaginés, debido a que seguirán líderes sin importar este resultado.

En el sufrimiento por no dejar ir el primer lugar, el cuadro de Carlos Watson revivió y continúa en la punta de la clasificación.