Triplete de Yendrick y una joya de Gerson Torres destacaron en paliza del campeón

Por: Kenneth Hernández Cerdas 25 septiembre, 2016
El atacante de Herediano Yendrick Ruiz (izquierda) celebró el primero de sus tres tantos con Gerson Torres (derecha), ayer en el triunfo de los florenses 7 a 0 ante Santos. | GRACIELA SOLÍS
El atacante de Herediano Yendrick Ruiz (izquierda) celebró el primero de sus tres tantos con Gerson Torres (derecha), ayer en el triunfo de los florenses 7 a 0 ante Santos. | GRACIELA SOLÍS

Como un tigre hambriento, Herediano mantiene intacto el deseo de cazar el liderato.

Anoche, el campeón nacional no tuvo piedad del Santos de Guápiles, al que masacró con un 7-0 que no dejó ni la menor duda del poder ofensivo del Team .

Los florenses tiraron muy rápido a la lona a un oponente que bajó la guardia y pagó el alto costo de su fragilidad.

En 30 minutos, el juego estaba más que controlado por parte del equipo de Hernán Medford, certero en el área chica y sobre todo eficiente al explotar las facilidades del rival.

Yendrick Ruiz fue el mayor beneficiado de la zaga de cristal guapileña. Y ni qué decir de Gerson Torres, punzante, veloz y generoso en desequilibrio.

En el primer gol, Yendrick nada más tocó la pelota para abrir el marcador, al minuto 10. Lo hizo después de que Torres se metiera al área sin amarra alguna y le sirviera el balón en bandeja de plata.

Seis minutos después, Ruiz quemó la red con un toque certero gracias a un centro preciso de William Quirós. Nadie marcó al goleador y este castigó.

Con el partido en un lugar inmejorable, el Team se encontró con el tercer tanto: Jhamir Ordain intentó despejar la pelota y la clavó en su propio arco.

Si el maletín ya era pesado para los visitantes, lo fue más con la expulsión de Marvin Obando, quien durante los 41 minutos que estuvo en la cancha empezó a coleccionar faltas hasta ver la cartulina roja frente a su cara.

Lo que sucedió en el complemento sirvió para ratificar la voracidad de un equipo que sació su hambre a punta de goles.

En el 54’, Torres hizo el mejor tanto de la noche al poner la mira en el blanco, apretar el gatillo y colocar la pelota en una esquina de la portería.

Posteriormente la feligresía herediana lo premió con una ovación cuando Medford decidió darle descanso y exhibirlo como la figura del partido.

La tunda creció con la anotación de José Miguel Cubero mediante un cabezazo limpio, en el 72’, luego Yendrick hizo el sexto tras un rebote del arquero Erick Sánchez, víctima de la artillería herediana (81’). Y para ponerle una cifra más escandalosa al resultado, el joven Justin Daly bajó la persiana con un remate dentro del área que le permitió abrir expediente de goleo en su incipiente carrera en la Primera División.

Herediano amanece hoy más cerca de la punta, lo hecho ayer en el Rosabal confirmó que la persecución va en serio en un tramo del certamen en que el líder ya da muestras de irregularidad.

Etiquetado como: