Por: Gabriel Vargas B. 11 octubre, 2014

Leonel Leal (derecha) estuvo en el Eslovenia-Argelia, en el Mundial de Sudáfrica 2010. Acompañó a Carlos Batres (centro) y Carlos Pastrana. | ARCHIVO
Leonel Leal (derecha) estuvo en el Eslovenia-Argelia, en el Mundial de Sudáfrica 2010. Acompañó a Carlos Batres (centro) y Carlos Pastrana. | ARCHIVO

La Comisión de Arbitraje costarricense se trazó una difícil pero no imposible meta: llevar un trío arbitral al Mundial Rusia 2014 .

Los miembros de ese órgano reconocen que no es tarea sencilla, máxime que Costa Rica tiene 12 años de no tener presencia de silbateros centrales en un Mundial Mayor de la FIFA.

Pero el objetivo ya está puesto, ahora se trata de cumplirlo.

“Nosotros tenemos un norte, tanto la Fedefútbol y la Comisión de Arbitraje en el sentido de que para el próximo Mundial de Rusia 2018 podamos contar con un trío arbitral. Esa es la consigna y en eso estamos trabajando fuerte”, enfatizó el presidente de dicha Comisión, Miguel Chacón.

Los encargados del arbitraje costarricense reconocen que en el último año y medio se tomó un nuevo impulso merced a la participación más constante de silbateros ticos a nivel internacional en juegos de selecciones y en torneos de clubes como la Concachampions .

“Todo va enfilado sobre eso, porque realmente, como hemos demostrado en el área, Estamos en una posición bastante buena con respecto a otros países. Queremos volver a esa época donde teníamos regularmente árbitros mundialistas”, aseguró el coordinador del referato en el país, Efraín Rodríguez.

El último árbitro central costarricense que asistió y participó en un juego del Mundial fue William Matus en Corea y Japón en el 2002. Después de ahí solo se colocó al asistente Leonel Leal.

Estancado. La ausencia, según el exárbitro azteca, Arturo Brizio, (mundialista en 1994 y 1998), se debe a que el arbitraje tico se había estancado. Así lo dijo hace unos días al programa radial ADN Deportes.

No obstante, Miguel Chacón aseguró que no comparte ese criterio, sino que lo que pasó es que los ticos no habían tenido la exposición internacional necesaria.

“Entiendo la manifestación de don Arturo Brizio y en el contexto que él lo dice, porque él vio una época donde el arbitraje costarricense tuvo una muy buena participación en mundiales con Rodrigo Badilla, entre otros. Yo más bien diría que no se tuvo presencia internacional”, expresó Chacón.