Por: Gabriel Vargas B. 1 febrero, 2014

El guardalínea Leonel Leal tuvo acción en el Sudáfrica 2010. | ARCHIVO
El guardalínea Leonel Leal tuvo acción en el Sudáfrica 2010. | ARCHIVO

El objetivo primordial de la Comisión de Arbitraje será, desde ahora, meter a uno o dos silbateros al Mundial de Rusia 2018.

Sin dejar de lado el proceso para impulsar nuevas y jóvenes figuras en el arbitraje nacional, el presidente de la comisión, Miguel Chacón, reconoció que ya es hora de volver a ver a un tico dirigiendo en la cita mundialista.

“Queremos ir desarrollando también la participación internacional y mantener lo que es la designación de árbitros FIFA, quienes son los tomados en cuenta a nivel Mundial”, dijo Chacón.

Tanto para Miguel Chacón, como para el instructor de la Comisión de Arbitraje, Efraín Rodríguez, los factores políticos influyeron para que no haya silbateros centrales ticos en el mundial de Brasil 2014.

“Evidentemente, sí influyen aspectos políticos en cómo se maneja el arbitraje a nivel de FIFA y a nivel de Concacaf”, expresó el jerarca Chacón.

No obstante, citó diversos factores que influyeron en la sequía de nombramientos mundialistas.

“En parte también obedeció a que en cierto tiempo no teníamos participación de nuestros representantes o dirigentes en lo que es la representación arbitral en Concacaf, desde hace un año y medio para acá más o menos eso ha cambiado un poco con Rodolfo Villalobos”, aseguró Chacón.

Etiquetado como: