Por: Fanny Tayver Marín 3 mayo, 2016
Rándall Poveda, Pedro Navarro y Octavio Jara forman parte del panel arbitral. | ARCHIVO
Rándall Poveda, Pedro Navarro y Octavio Jara forman parte del panel arbitral. | ARCHIVO

En la Comisión de Arbitraje existía mucho malestar por las constantes intromisiones del Tribunal Disciplinario que desacreditaban las decisiones de los réferis.

Según el presidente de este ente, Daniel Vargas, es de aplaudir la decisión del Consejo Director de la Unafut, al destituir a los integrantes del Disciplinario.

"Cuando fuimos informados de la decisión del Disciplinario nos mostramos muy sorprendidos; por suerte y gracias a Dios, el Comité Director de la Unafut actuó inmediatamente, lo cual nos tiene muy satisfechos la destitución completa del Comité, porque no nos parece correcto como se estaba haciendo", manifestó Daniel Vargas a través de la oficina de prensa de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol).

Y agregó: "Para la Comisión de Arbitraje es muy complicado suponer que un comité pueda echar atrás las decisiones que se están dando en el campo de juego; así que gracias a Dios hubo una reacción positiva por parte de Unafut".

Vargas reseñó que él y sus compañeros estaban muy preocupados.

"En este caso fue una expulsión a todas luces manejada por el cuerpo arbitral y no es razonable que una comisión sin mayor criterio quitara la sanción".

El jerarca de los silbateros expresó que para el próximo torneo buscarán reunirse con los personeros de la Unafut para dejar las cartas bien puestas sobre la mesa y que la figura del árbitro siga teniendo autoridad.