Por: Esteban Valverde 4 junio, 2015
David Guzmán y Michael Umaña viajaron, ayer, a Argentina. La Nacional tuvo que dividirse en dos grupos para hacer el trayecto. | JOSÉ CORDERO
David Guzmán y Michael Umaña viajaron, ayer, a Argentina. La Nacional tuvo que dividirse en dos grupos para hacer el trayecto. | JOSÉ CORDERO

Un rival de la categoría de Colombia servirá este sábado para probar las variantes tácticas que quiere implementar Paulo Wanchope en el amistoso pactado en Argentina.

Costa Rica dejará atrás el juego reservado y ahora buscará tener posesión de pelota, pero sin perder la solidez defensiva. El timonel intentará consolidar la línea de cuatro defensores atrás, mas no descarta los tres zagueros cuando el rival los obligue a resguardarse.

“Trabajamos mucho tiempo con la línea de cinco en el ciclo anterior y no teníamos variantes. Paulo ahora quiere proponer y tener más opciones de gol, él está pensando en poner muchos jugadores en la media cancha”, afirmó José Miguel Cubero .

Luis Marín, asistente técnico patrio, contó que la importancia de experimentar estas situaciones radica en que los rivales demuestran diferentes exigencias.

“El rival siempre juega y puede cambiar, por lo que nosotros tenemos que manejar y profundizar en nuestro sistema para ver qué nos puede mostrar y qué soluciones le podemos encontrar a las trampas que se nos presenten”, declaró.

Marín manifestó que tienen claro lo que buscan en las líneas del equipo. “Lo importante es que el grupo se acostumbre a saber cambiar. Nosotros esperamos que el equipo logre asociarse bien en ataque y atrás no ceda ningún espacio”, enfatizó.

Francisco Calvo , defensor izquierdo de la Nacional, añadió que de acuerdo con las variables, él, por ejemplo, ha entrenado como lateral izquierdo y defensor central. “Me han utilizado en las dos posiciones, siento que me he sentido cómodo en cualquiera de las dos y vamos a continuar trabajando de esta manera para crecer”, concluyó.