Triplete del ariete hizo que el Team sumara 37 puntos, los mismos de la Liga

Por: José Luis Rodríguez C., Daniel Jiménez 5 noviembre, 2015
Con todo el fervor y sus pulmones a punto de explotar, Cristhian Lagos celebra el segundo gol florense, mientras Guillermo Moreira, portero liberiano, se lamenta. | MELISSA FERNÁNDEZ
Con todo el fervor y sus pulmones a punto de explotar, Cristhian Lagos celebra el segundo gol florense, mientras Guillermo Moreira, portero liberiano, se lamenta. | MELISSA FERNÁNDEZ

Con las únicas tres pelotas que Cristhian Lagos tocó anoche, el espigado delantero se encargó de acercar al Herediano a la cima del Invierno 2015.

Los tres goles del ariete, suplente en casi todo el campeonato, tienen hoy al Team con 37 puntos, los mismos que Alajuelense, que saca ventaja gracias a las seis anotaciones a favor que suma en el acumulado.

Mas la victoria no fue tan rimbombante para los locales como lo muestra la pizarra, pues en toda la primera parte el local mostró un juego bastante agresivo aunque poco eficaz.

La falencia herediana estuvo en que, a pesar de su excelso juego, no tuvo olfato de gol.

Aunque en la primera parte no fueron constante en sus ataques, debido a que hubo lapsos en los que Liberia tuvo el balón, los florenses llevaron la batuta.

Con Elías Aguilar como motor en el centro del campo, acuerpado por Keven Alemán y José Sánchez en las bandas, el balompié local fue expedito y fluido.

Mas, el talento de estos tres pequeños no fue suficiente para horadar el muro guanacasteco.

En el momento en que ellos apagaron turbinas, a eso del minuto 10, Liberia, con Kenneth García como líder de la orquesta, llevó peligro, y la opción más clara fue un remate de Brayan Salazar, desviado por Moreira.

Claro, dicha ocasión se hace pequeña ante el disparo de Myrie que el portero liberiano sacó a un lado, o las opciones de Keyner Brown, una de cabeza y otra con el taco derecho, controladas.

Así como el gigante Brown se tomaba la cabeza y lamentaba, así la afición florense veía cómo una y otra vez sus hombres generaban peligro, pero nada más.

Tras el descanso, consciente de que la oportunidad era propicia para cazar a la Liga, Odir Jacques usó su reconocida astucia para ver en Lagos a quien doblegara un rival que a base de sudor mantenía su marco en cero.

Y así fue, los movimientos de Jacques, primero con Rooney Mora por Myrie, y después Lagos por Granados, surtieron efecto apenas 30 segundos después de que el “9” ingresara.

Fue tras una gran jugada de Mora, quien ganó la línea dejando atrás dos marcas, que apareció Lagos para poner de cabeza el 1-0, muy merecido por lo disputado.

Con la herida abierta en un oponente que está a solo tres puntos del sótano, el candado se rompió y Lagos, tras un tiro libre, volvió a marcar, esta vez al 72’.

Para cerrar una noche que tardará en olvidar, el gigante siquirreño logró el triplete al 89’, otra vez de cabeza, y otra vez luego de un asistencia de Rooney Mora.

Con las únicas tres que tocó, Lagos aceró al Team a la cima.

Etiquetado como: