Cuando era niño, el número ‘15’ veía los juegos del número ‘2’ para aprender de sus movimientos, sobre todo porque juegan en el mismo puesto.

Por: Esteban Valverde 12 diciembre, 2015
Christian Bolaños suma tres asistencias con el Saprissa en el presente certamen, además de cinco anotaciones. | RAFAEL PACHECO
Christian Bolaños suma tres asistencias con el Saprissa en el presente certamen, además de cinco anotaciones. | RAFAEL PACHECO

Christian Bolaños llegó a Saprissa no solamente a rendir en lo deportivo; el volante también cumple un rol de líder, en el cual se ha encargado de encaminar a algunos futbolistas jóvenes de la S, como Deyver Vega.

Vega vivía, a mediados de setiembre, momentos complicados. El futbolista era cuestionado por la afición de Saprissa debido a su rendimiento deportivo, lo cual llevó incluso a que lo silbaran en el estadio morado.

Pero, durante el mes y medio que estuvo de baja por lesión, el volante se dedicó a analizar la forma en que jugaba Saprissa y encontró en Bolaños un claro ejemplo a seguir.

Deyver contó, luego del buen partido que hizo ante Liberia, que ha aprendido mucho del mundialista de Alemania 2006 y Brasil 2014, lo cual siente que ha beneficiado su juego.

Cuando era niño, el número ‘15’ veía los juegos del número ‘2’ para aprender de sus movimientos, sobre todo porque juegan en el mismo puesto.

Por su parte, Bolaños aceptó que trata de aconsejar a Vega, pero más que todo en la aplicación del juego.

“En su momento, en la cancha y colectivos, le comento algunas cosas, dónde me siento bien yo, dónde él y cómo podemos crear sociedades, porque el fútbol se trata de eso”, dijo.

Deyver era criticado porque se dejaba mucho el balón en vez de buscar paredes o combinaciones con sus compañeros.

“Yo hablaba con algunos compañeros y decían que me apoyara bastante, porque en la posición en la que juego muchas veces voy a recibir el balón con presión del rival. Esto es lo bonito, yo quería recuperarme para jugar con Bolaños. Quiero poner a anotar a Ariel, a Colindres, darles salida a los contenciones”, explicó Vega.

Christian, en tanto, señaló que él es un tipo de líder diferente. El mediocampista prefiere hablar con acciones que con palabras.

“Soy un líder a mi manera. Soy diferente a lo que normalmente hace un líder, soy de estar más calladito y demostrar en la cancha con ejemplos y alguno que otro consejo”, enfatizó.

La principal recomendación que le dio Bolaños a Deyver fue el manejo del ánimo en los partidos, ya que no siempre las situaciones de juego saldrán de la manera idónea.

“Cuando noto algo que está mal hecho, sí intento corregirlo con él, intento ayudarlo y darle esa confianza de que no hay problema que uno falle si en la siguiente se puede recuperar”, concluyó.

Vega encontró en Christian el mentor que necesitaba para retomar el mejor nivel que en un momento lo llevó hasta la Sele .