Los brumosos vencieron 2-3 a Saprissa en partido vital en busca de la clasificación

Por: Cristian Brenes 29 noviembre, 2015
César Eduardo Méndez acumuló el miércoles anterior su noveno partido al mando de Cartaginés por el torneo local
César Eduardo Méndez acumuló el miércoles anterior su noveno partido al mando de Cartaginés por el torneo local

¿Queda satisfecho por los puntos que alcanzaron?

Este es un partido como a veces uno se lo imagina. Sabíamos de la gran capacidad ofensiva de Saprissa, creando muchas ocasiones de gol y que había que hacer un trabajo muy cuidadoso, con mucho orden, no es fácil detener esa delantera. Los jugadores hoy mostraron lo que vienen haciendo desde hace varios partidos, con carácter y personalidad.

¿Qué mensaje le da a la afición debido a que hay incertidumbre con la Junta Directiva?

Lamentablemente estoy acá después de un triunfo importante y de haber dado un paso muy grande contra un rival muy fuerte hablando de este tema, pero aprovecho para decirle a la afición que tenga cuidado, que no se deje engañar, que tiene un grupo de jugadores con las cosas muy claras, que está jugando para ganar por Cartago, pero que hay mucha gente que para lo único que se ha acercado es para distorsionar, eso nos afectó, pero también nos ha sacado lo mejor del temperamento. Quiero dejar claro que a mí no me deben nada, si alguien intenta decir que me deben, hay gente sinvergüenza en la zona, lamentablemente estos últimos meses que me ha tocado vivir en Cartago me he dado cuenta que hay quienes quieren que Cartago no logre cosas, hay muchos que tuvieron la oportunidad de hacer lago y no lo hicieron.

¿Qué piensa de una posible clasificación?

Desde el partido que Limón dejó puntos en Alajuela sabíamos que dependíamos de los tres partidos que nos quedan, hoy debíamos ganar.

¿Qué sabe de Fabricio Ronchetti y Rándall Brenes, que salieron lesionados?

Ronchetti quedó inconsciente, perdió la memoria, no sabemos cómo está, se fueron al hospital Calderón Guardia y están haciéndole placas. Lo de Rándall fue un trauma muy fuerte, en el momento que le sacaron en camilla se le dormían las piernas y eso nos asustó a todos; hay que esperar a que se recuperen bien.

¿Pasar a Darío Delgado a la zona de volantes fue clave para ganar?

Lo del Delgado lo trabajamos en la final de Copa y lo trabajamos esta semana previendo si el rival nos complicaba en esa zona. Él y otro jugadores han crecido mucho, individualmente los futbolistas han dado otras respuestas y el equipo lo ha recibido y está agradecido.

¿Cree que hubo algo más que un empujón en la jugada de David Guzmán en la que Brenes salió lesionado?

Lo de la jugada de Guzmán con Rándall creo que es un empujó normal, lo único fue que la caída de Rándall fue bastante fea, por decirlo de una forma.