El centrocampista mostró su satisfacción y orgullo por los logros alcanzados con la Tricolor

Por: Patricio Altamirano 11 julio, 2014

Redacción

Lejos de la fiesta que se vive en Costa Rica, el volante Celso Borges regresó este viernes al club AIK de Suecia, donde fue recibido en medio de aplausos y abrazos por sus compañeros tras participar en el Mundial de Brasil 2014.

"Para el resto de la gente fue una gran sorpresa, fue un proceso muy duro. Pienso que eso quedó demostrado en los resultados", dijo un sereno Borges, quien atendió a la prensa en las instalaciones del equipo, según se observa en un video publicado por el seleccionado en redes sociales.

Borges no olvida lo vivido en el país y asegura que guardará como una marca imborrables la euforia de los ticos. El centrocampista mostró su satisfacción y orgullo por los logros alcanzados con la Tricolor.

"Fue una locura. Yo nunca había tenido una experiencia de este tipo en mi vida, todo el país y los medios nos querían con ellos. Este gran éxito de la Copa tiene un gran impacto en todos nosotros", mencionó.

El destacado futbolista nacional en la Copa del Mundo se unió a los entrenamientos este mismo viernes, ya que el AIK disputará un partido amistoso este sábado ante el Kaalmar FF que servirá como homenaje para el tico.

Colaboró la periodista Marcela Cantero.

Etiquetado como: