Brumosos suman cuatro empates en cuatro juegos, pero el miércoles visitan a Saprissa y el domingo reciben a Herediano, en dos duelos clave

Por: Cristian Brenes 21 agosto
Suhander Zúñiga, Javier Loaiza, Hernán Fener y Carlos Acosta (derecha a izquierda) disputaron la pelota el sábado anterior en el Colleya Fonseca.
Suhander Zúñiga, Javier Loaiza, Hernán Fener y Carlos Acosta (derecha a izquierda) disputaron la pelota el sábado anterior en el Colleya Fonseca.

Resurgir, escalar posiciones y demostrar que pueden ser protagonistas, o echarse tierra encima, rezagarse y ver a todos desde abajo. Son los dos panoramas que se le abren a Cartaginés, en una semana crucial en la que visitarán a Saprissa el miércoles y recibirán a Herediano el domingo.

Los brumosos aún no ganan en el Torneo de Apertura, tras cuatro empates en igual cantidad de presentaciones, son novenos en la tabla de posiciones (con un juego menos) y acumulan un 33,33% de rendimiento, situación que los obliga a sumar de a tres de inmediato o de lo contrario las luces de alarma se encenderían en la Vieja Metrópoli.

La tarea no parece nada sencilla para los blanquiazules, quienes primero irán a la Cueva para medirse al segundo lugar de la clasificación y cuatro días después serán locales frente al líder invicto del campeonato.

Javier Delgado, timonel de los centenarios, reconoce que están obligados a reaccionar, sin importar cuál rival se les pone enfrente. El estratega tiene claro que seguir dejando puntos en el camino puede complicarlos mucho en su objetivo de clasificar, pese a que el certamen aún está empezando.

"Nos estamos quedando rezagados en la puntuación acumulada y esto nos tiene preocupados. Nos preocupa y ocupa bastante lo que pasa. En este tipo de torneos estos puntos pueden ser la diferencia para optar por una clasificación o no. Contra Santos merecimos algo mejor y ante Carmelita hicimos un buen esfuerzo. Ahora nos toca ir a Saprissa y debemos ir a buscar los tes puntos", manifestó Delgado.

En Cartaginés presumían que su arranque sería complejo, al no contar con 11 de sus futbolistas por sanción y lesión. No obstante, la realidad es más empinada y ahora apuntan a repuntar con el regreso de figuras como Fabrizio Ronchetti, Mauricio Castillo, Rándall Alvarado, Ricardo Blanco, Irving Calderón, Danny Fonseca, Sergio Córdoba y Kevin Fajardo.

Si bien es cierto, la labor de los juveniles brumosos no dejó un mal sabor de boca, el Sheriff admite que ahora tiene profundidad en el banquillo y más competencia interna, por lo que espera que el equipo levante, dé dos golpes importantes ante rivales directos y se meta a pelear en la parte alta.

"Sabíamos que nuestro inicio iba a ser muy difícil, por diferentes circunstancias, sin embargo, poco a poco vamos armando el rompecabezas. Debemos mejorar mucho más, pero lo positivo que vemos es que con la planilla completa tenemos más posibilidades para llevar al equipo al nivel que necesitamos", agregó el técnico.

En la Vieja Metrópoli aún no pueden utilizar al defensor argentino Nelson González, quien está en la etapa de readaptación física de su lesión. Además, José Carlos Pérez quedó descartado para lo que resta del campeonato por una ruptura del ligamento cruzado, casi similar al que afronta el creativo Cristopher Núñez, quien presenta un problema en su rodilla izquierda y también estaría fuera del torneo.