Brumosos señalan que su objetivo es salir con los tres puntos del Morera Soto para ratificar su buen momento y de paso acabar con el invicto de los manudos

Por: Cristian Brenes 25 septiembre, 2015
Fabrizio Ronchetti celebra el gol de la victoria del cartaginés
Fabrizio Ronchetti celebra el gol de la victoria del cartaginés

Cartago

Cartaginés no quiere ser el invitado especial en la fiesta que espera montar a Alajuelense el domingo a las 5 p. m. en el Morera Soto, en busca de extender su invicto a 12 juegos y de paso imponer el récord del mejor arranque rojinegro en una temporada.

"Tuvimos una semana para manejar este partido contra la Liga con los jugadores y repasar más a fondo cómo viene jugando Alajuelense", César Eduardo Méndez, técnico de Cartaginés

Al menos así lo aseguran los brumosos, quienes se fijaron la meta de cortar la racha de los manudos y recordarles el sentimiento que genera la derrota.

"Vamos a ir a buscar la victoria ante Alajuelense porque tenemos confianza y estamos en un buen momento. No es nada del otro mundo ir a jugar al Morera Soto, aunque sabemos que es difícil, pero nosotros queremos más y vamos a buscar ganar nuestro tercer juego consecutivo", agregó Jameson Scott.

Lejos de sentirse preocupados por lo que viene haciendo el conjunto que dirige el colombiano Hernán Torres, en la Vieja Metrópoli señalan que no le temen a los erizos y advierten que serán agresivos en su planteamiento, ya que su rival mostró deficiencias en los juegos anteriores y también es vulnerable.

"El invicto de la Liga no es problema de nosotros, lo que nos compete es prepararnos e ir a jugarles de tú a tú como siempre lo hacemos. Es bonito jugar contra equipos que andan en buen nivel y nosotros vamos a ir sin temores porque no tenemos nada que envidiarle a ningún club", señaló Carlos Johnson.

Cartaginés llega al Morera Soto en pleno ascenso de la mano de César Eduardo Méndez, quien logró estabilizar a la defensa y mejorar el funcionamiento ofensivo, a tal punto que sumó dos victorias consecutivas, algo que no lograban los blanquiazules desde hace 27 fechas.

Sin embargo, Méndez reconoce que aún le queda trabajo por hacer y este choque será determinante para saber si su equipo puede salir del bache en el que cayó antes de su llegada y de paso sacudirse el extenso dominio de la Liga en el Morera Soto, escenario donde los brumosos no ganan desde el 18 de abril de 1998.

"Nosotros tenemos la consigna de responder y estar a la altura de un equipo como Alajuelense que va a querer ganar en su casa. Trataremos de tener las respuestas adecuadas para este partido y minimizar todas las virtudes que tienen ellos porque por algo están ganando y van invictos, aunque algunas veces ganan ajustado", manifestó Méndez.