Conjunto dirigido por Jeaustin Campos se jugará la vida ante Santos el domingo

Por: Esteban Valverde 7 noviembre, 2016
Rándall Brenes gritó con todo el gol para el 2 a 2 ante Belén. | ADRIÁN SOTO
Rándall Brenes gritó con todo el gol para el 2 a 2 ante Belén. | ADRIÁN SOTO

“Si no se sufre, no es Cartago”, dijo un aficionado mientras abandonaba las graderías del Estadio Coyella Fonseca, este domingo, luego del empate a tres entre los brumosos y Belén.

La igualdad obliga a los blanquiazules a no perder en su casa frente a Santos, el domingo, para continuar con vida.

El primer tanto fue de Carlos Johnson, en el 30’, pero Reinaldo Brenes igualó al 31’.

Leonardo Adams puso el 2 a 1 previo al cierre de la primera parte; no obstante, la polémica estaba por llegar.

En el complemento, con apenas cinco minutos de juego, Rándall Brenes anotó, pero estaba en fuera de juego.

El error en esta jugada fue que el central Allen Quirós y el asistente Osvaldo Luna decretaron gol y luego pitaron posición prohibida.

El enojo azul se notó, al punto que su directivo Federico Castillo se fue contra la malla de la gradería y empezó a reclamar, junto a otros aficionados.

Cartaginés no se rindió y Chiqui Brenes igualó en el 72’. Los visitantes no habían terminado de celebrar cuando José Luis Cordero anotó con un tiro desde media cancha, para el 3-2.

La cuenta se cerró en el 75’; Chiqui se encargó de poner el 3 a 3 final, marcador que deja a Cartaginés sufriendo una semana más en el afán de amarrar su boleto.